viernes, agosto 23, 2019
EstrategiaHacks de vidainversionesinvertir en bolsalibros

Lecciones de La bola de Nieve: Warren Buffett y el negocio de la vida

Extraemos algunas lecciones de uno de los mejores libros sobre Warren Buffett.

Probablemente el mejor libro sobre Warren Buffett sea “La Bola de nieve: Warren Buffett y el negocio de la vida (The Snowball), de Alice Schroeder.” De hecho, The Snowball es la única biografía de Warren Buffett autorizada sobre este genio de las finanzas y los negocios, apodado como “El Oráculo de Omaha” por sus constantes inversiones acertadas.

Aprovechamos para extraer algunas valiosas lecciones de Buffett de este libro, tanto para la vida como para los negocios.

Para esas personas que me han preguntado dónde comprar este libro en español, tengo una pequeña mala noticia. Al menos en Amazon, quedan únicamente 4 unidades, y aprovechando su escasez y demanda, creo sinceramente que se han colado en el precio (33€). Si aún así estás interesado, aquí tienes el enlace para hacerte con él. Vamos allá.

Resumen y lecciones de La Bola de Nieve, de Warren Buffett.

 

La humildad y filosofía como inversor.

“Estaré hablando sobre precios de acciones, pero no hablaré sobre predecir el precio de la acción para el próximo mes o el próximo año. Valorar no es lo mismo que predecir.”

Acerca de Charlie Munger y Warren Buffett.

Ambos pensaban de forma muy similar y les fascinaban los negocios. Para ellos los negocios eran como rompecabezas que valía la pena dedicarles toda una vida para resolver.

Ambos consideraban la racionalidad y la honestidad como las mejores virtudes que cualquier hombre debe poseer.

Dime dónde voy a morir, para no ir allí – Charlie Munger

Les gustaba reflexionar sobre las razones del fracaso como una forma de deducir las reglas del éxito. Es decir, tanto se puede aprender de una persona que ha tenido éxito como de una persona que ha fracasado.

La mejor forma de conocer las reglas del éxito es saber lo que hizo aquella persona que fracasó para no hacer lo mismo que él. Y evitando hacer lo mismo que la persona que fracasó, ya estarás en el camino del éxito.

Sobre el círculo de competencias de Buffett.

Warren Buffett creía en algo que él llamaba el círculo de competencias, donde dibujaba una línea alrededor de sí mismo y se mantenía dentro de 3 temas en los que sería conocido como un gran experto absoluto. Estos 3 temas, en el caso de Buffett son:

  • Dinero
  • Negocios
  • Su propia vida

Y ojo, que el tercer punto parece que es el que más trabajo le cuesta dominar a la mayoría de las personas. Es decir, dominar tu propia vida podría ser de las cosas más difíciles de hacer si no te preparas de forma consciente para ello.

Ver: 17 cosas que probablemente no sabías de Warren Buffett

Buffett sobre la definición sobre ti mismo.

Warren Buffett dice que las personas tenemos como dos tarjetas de identificación:

  • Una tarjeta de puntuación interna.
  • Una tarjeta de puntuación externa.

En palabras de Warren Buffett.

“Yo siempre digo: ¿Prefieres ser el mejor amante del mundo, aunque todos piensen que eres el peor amante del mundo, o preferirías ser el peor amante del mundo pero que todos piensen que eres el mejor amante?”

Y esta pregunta es bastante interesante, porque la mayoría de las personas preferían ser los peores amantes si para el resto de la gente son los mejores amantes.

Aquí está Buffett.

“Al enseñar a tus hijos, creo que la lección que están aprendiendo a una edad temprana es aquello en lo que sus padres ponen énfasis. Si todo el énfasis está en lo que los demás van a pensar de ti, olvidando cómo eres y cómo te comportas realmente, terminarás dándole más importancia a la tarjeta de puntuación externa.

Mi padre me enseñó a ser un tipo con tarjeta de puntuación interna. Me enseñó a vivir la vida con unos valores y unos principios. A él simplemente no le importaba lo que los demás pudieran pensar. Nunca he conocido a nadie como mi padre. Y por eso aprendí a vivir mi vida alejado de la opinión de los demás.”

Buffett y el secreto de su éxito.

El secreto del éxito de Warren Buffett

 

Buffett llenó la bañera con agua y cogió sus canicas. Cada una de sus canicas tenía un nombre. las alineó en el borde plano de la parte posterior de la bañera e hizo clic en el cronómetro justo cuando las canicas entraban en el agua. Las canicas corrieron por la bañera, y se perseguían entre sí dirección al tapón del desagüe. Cuando la primera canica llegó, Buffett pulsó el cronómetro y declaró al ganador.

Sus hermanas le vieron hacer este tipo de juego una y otra vez. Buffett estaba tratando de mejorar los tiempos.

Las canicas nunca se cansaron, el cronómetro nunca se equivocó y a diferencia de sus hermanas, Buffett nunca pareció aburrido por la repetición.

Solo estaba aprendiendo a calcular probabilidades. De hecho, encontró variables y formas de calcular las probabilidades por todas partes.

La clave únicamente era recopilar información. Tanta información como pudiera recopilar. Buffett era un maniático de la recopilación de información, medir todo lo que se pudiera medir, contar y memorizar números. le encantaba leer y pasaba muchas horas con los libros que sacaba de la biblioteca.

Si tuviéramos que dar una clave esencial del éxito de Warren Buffett, sin duda, ésta sería la constante preparación y la aplicación de la información que recopilaba de todo lo que aprendía. Para un hombre así, el éxito es inevitable.

Buffett quería tener mucho dinero.

Warren tenía muy claro que él quería ser independiente.

“Si me hacía independiente, entonces podría hacer lo que quisiera con mi vida. Y lo más importante que quería hacer era trabajar para mí mismo. No tener un jefe. No quería que otras personas me dirigieran. la idea de hacer lo que quería hacer todos los días, era muy importante para mí.”

3 Lecciones que Buffett aprendió

dos niños sentados en un banco - lecciones de inversion

Estando aún en el colegio, Buffett se asoció con su hermana para comprar 3 acciones de Cities Service Preferred. Invirtió en estas acciones 114 dólares. 38 dólares por cada acción.

“No entendía muy bien esas acciones cuando las compré. El valor de estas acciones tocó un mínimo en Junio y cayó de 38,25 a 27 dólares por acción. Doris (su hermana) me recordaba todos los días de camino a la escuela que sus acciones estaban bajando. Y yo me sentí increíblemente responsable por ello.

Cuando la acción se recuperó finalmente, las vendimos por 40 dólares, obteniendo una ganancia de 5 dólares para los dos. Y al final el precio de Cities se elevó rápidamente a 202 dólares por acción.”

Buffett asegura que las lecciones que aprendió con este episodio fueron de las más importantes de su vida.

  1. Primera lección: No debes fijarte tanto en lo que has pagado por una acción.
  2. Segunda lección: No debes apresurarte a la hora de coger una ganancia rápida sin pensar.
  3. Tercera lección: Sobre coger el dinero de otras personas: si cometes un error, puede que alguien se enoje contigo. Así que no seas el responsable del dinero de nadie más a menos que estés seguro de que vas a tener éxito.

Los 3 principios que Buffett aprendió de Benjamin Graham.

Conforme se acercaba el seminario de Benjamin Graham al que iba a asistir Buffett, éste comenzó a estudiar todo lo que podía descubrir sobre el método de Ben Graham, sus libros, sus inversiones y todo lo que pudo acerca del propio Graham.

De esta forma, Buffett llevaría una base sólida de conocimientos y entendimiento que le ayudaría a añadir el resto de conocimientos.

De la clase de Graham, Buffett aprendió estos principios.

  1. Una acción es el derecho a poseer una pequeña parte de un negocio. Una acción vale una cierta fracción de lo que estaría dispuesto a pagar por todo el negocio.
  2. Usa un margen de seguridad. La inversión se basa en estimaciones e incertidumbres. Un amplio margen de seguridad garantiza que los efectos de las buenas decisiones no sean eliminados por errores. La mejor manera de avanzar comienza por no retirarse.
  3. El mercado de valores es tu sirviente, no tu amo. Este lema de Ben Graham sembró cátedra. Mr. Market, que ofrece comprar y vender acciones todos los días, a menudo a precios que no tienen sentido. Los estados de ánimo de Mr. Market no deberían influir en tu visión del precio. Sin embargo, de vez en cuando Mr. Market te ofrece la oportunidad de comprar barato y vender caro. Y ahí es donde debemos usarlo.

A partir de ese momento, Buffett comenzó a devorar todo lo que pudo acerca del mercado, la historia de las empresas cotizadas, los balances de las cuentas de las cotizadas, y sobre todo, comenzó a absorber todo lo que pudo de los conocimientos de Graham.

Ver: 45 Citas sobre la inversión en bolsa que debes conocer

Aquí está Buffett.

“Aprendí que vale la pena andar con gente que es mejor que tú, porque flotarás hacia la superficie. En cambio, si te relacionas con personas que son peores que tú, muy pronto comenzarás a dirigirte hacia el fondo. Simplemente funciona de esta manera.”

Ver: Lecciones de Benjamin Graham que aprendieron grandes inversores

Warren Buffett en la toma de decisiones éticas.

“Si no estás seguro de si algo que vas a hacer está bien o mal, considera la posibilidad de que eso que vas a hacer lo contaran mañana en el periódico.”

Sin duda, una excelente forma de actuar de forma ética. Se dice de Buffett que él nunca perdió los estribos ni dijo palabra grosera alguna a nadie. Nunca reprendió ni criticó a sus empleados. Siempre dejó que sus empleados hicieran su trabajo de la mejor forma posible. Sin interferencias. Y es que si contratas a personas inteligentes para después decirles lo que tienen que hacer, eso no es demasiado inteligente por tu parte.

Buffett tiene la reputación de no meterse en peleas y discusiones solo por el hecho de discutir.

En el tema de la honestidad es blanco o negro. No hay grises.

Aquí está Buffett.

“No tengo tolerancia para personas mentirosas y tramposas. Si pierdes dinero para la firma, seré comprensivo. Si haces perder reputación a la firma, seré despiadado.”

Sobre qué es el éxito para Warren Buffett.

“Básicamente, cuando llegues a mi edad, realmente medirás tu éxito en la vida según la cantidad de personas que querías que te amaran, y te aman de verdad.”

En palabras de Buffett.

Conozco a personas que tienen mucho dinero, pero nadie en el mundo les ama de verdad. Si llegas a mi edad y nadie te ama, no importa lo grande que sea tu cuenta bancaria. Tu vida es un desastre.

Esa es la prueba definitiva de cómo has vivido tu vida. El problema con el amor es que no puedes comprarlo. Puedes comprar el sexo. Puedes comprar folletos que dicen lo maravilloso que eres. Pero la única forma de obtener amor verdadero es ser buena persona, ser amable con las personas, hacer algo por las personas.

El amor es probablemente la única cosa en la vida que cuanto más das, más obtienes.

Y creo que todos estos extractos definen perfectamente quién es Warren Buffett y el por qué ha tenido éxito en los negocios, en las inversiones y en la vida. Incluso esto explicaría por qué es uno de los pocos multimillonarios y banqueros que tienen el cariño de prácticamente todo el mundo.

VER TAMBIÉN: Los mejores consejos de Warren Buffett para el éxito

VER TAMBIÉN: 8 Lecciones de vida de Warren Buffett

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.