emprendedoresnegocios

Cómo elegir el nombre ideal para tu negocio – Te damos algunas ideas, consejos y errores a tener en cuenta

¿Quieres algunas ideas para elegir el nombre correcto de tu negocio? Te damos algunos consejos y te contamos algunos errores que no debes cometer cuando se trata de escoger el nombre de tu empresa.

ideas para elegir el nombre de tu empresa

Elegir correctamente el nombre de tu empresa puede ser un factor determinante para el éxito o el fracaso en los inicios de la empresa. Superado ese primer inconveniente, tener el nombre equivocado cuando el negocio está abriéndose nuevas fronteras también puede suponer un gran problema para adentrarse en mercados internacionales. Y no, no estamos exagerando.

Se hicieron diferentes seguimientos a valores bursátiles durante su salida a bolsa. Aquellas empresas empresas que tenían un nombre fácil de recordar subían más durante la OPV, independientemente de las predicciones de los analistas financieros. ¿Hasta qué punto es de vital importancia dedicar tiempo a la hora de elegir el nombre de tu negocio?

Se lo podemos preguntar a la compañía On-Line PLC que se encuentra dentro del mercado de los videojuegos. Después de más de una década con su cotización estable, un día, en algún momento del año 2017 decidieron cambiar el nombre de su empresa a «On-line Blockchain PLC». El resultado fue una subida inmediata de más de casi un 500% en la cotización de sus acciones. Así que el nombre de tu empresa puede decidir tu futuro de formas que ahora mismo no ves comprensibles.

Cosas a tener en cuenta al elegir el nombre de tu negocio.

No importa si tienes pensado que tu negocio va a ser grande, pequeño, local, nacional o internacional. A la hora de elegir el nombre de tu empresa debes hacerlo de tal forma que cuando se vea impreso en cualquier sitio, suene a seriedad y grandeza.

Por otra parte, nunca sabes si tu negocio va a derivar en algo mucho más grande, y hay que contar con ello.

Solemos decir que nunca hay una segunda oportunidad para cambiar una mala primera impresión, y esto no es solo aplicable a las personas. De forma inconsciente, también ocurre con los nombres de empresas y con los logotipos.

En países hispanos es muy típico colocar el nombre y apellido en nuestra empresa. Y esto no es algo malo en sí mismo, pues en Estados Unidos y otros lugares también se hace. El problema está en cómo suena de cara a los demás.

Es decir, no es lo mismo ver Yves Saint Laurent, McDonalds… que Anastasio Ramírez. No me preguntes por qué, pero no es lo mismo.

Ejemplos de nombres de negocios.

Imagínate a dos hermanos, David Martínez y Oscar Martínez. Ahora piensa qué empresa te llamaría más la atención para hacer negocios con ellos.

  • HERMANOS MARTINEZ S.A.
  • GRUPO MARTINEZ S.A.
  • DAOMA S.A.
  • MARTINEZ S.A

Según los expertos en marketing, el primer nombre de empresa de la lista sería el menos llamativo a la hora de elegirlo con respecto a la competencia con los otros nombres si única y exclusivamente  tenemos en cuenta el nombre comercial.

Otro ejemplo con un negocio de inmobiliaria: El señor Francisco Campoy dice de abrir una inmobiliaria en pleno centro de la ciudad.

  • INMOBILIARIA PACO
  • AGENCIA INMOBILIARIA CAMPOY
  • INVERSIONES CAMPOY
  • INMOCAMP

Está claro que aunque tuvieras una auténtica Corporación Inmobiliaria, si alguien no conoce tu empresa personalmente, con «Inmobiliaria Paco» por nombre, no darías indicios de grandeza. En cambio, un local de 20 metros con «Inversiones Campoy», muestra algo más que un pequeño negocio.

A veces, la ilusión de nuestro primer negocio y nuestras enormes ganas de hacernos con el mercado más cercano (nuestra ciudad), hace que pongamos en el nombre de la empresa nuestro apodo, para así asegurarnos de que nos conocerán, y sabrán que la empresa es nuestra. Pero a la largo plazo, si tu negocio crece, esta forma de nombre comercial es sencillamente una mala idea.

En el mercado español los consumidores muestran como una señal de profesionalidad y seriedad de una empresa cuando el nombre está «americanizado.» Es decir, nuestro cerebro tiende a percibir mucho mejor nombres anglosajones.

El por qué ocurre esto, es sencillo de demostrar con un simple ejemplo. Aquí tienes 2 nombres de negocios. Si fueras un empresario con una empresa de 500 trabajadores y millones en facturación, ¿a qué empresa elegirías para que se encargue del mantenimiento de tus sistemas informáticos?

  • MANTENIMIENTO Y REPARACIONES INFORMATICAS.
  • CORPORATIONS MYCROSISTEMS.

Ver: Los 9 peores errores cometidos en logos de empresas

Consejos para elegir el nombre de tu empresa.

Hay algunas cosas que han cambiado hoy día cuando se trata de elegir un nombre para tu negocio.

¿Debe ser lo más descriptivo posible? Ya no.

Si bien antiguamente se recomendaba que el nombre de nuestro negocio fuera descriptivo de nuestro producto o sector, esta es una regla que en la actualidad ha perdido recorrido.

El nombre de Amazon, Google, Facebook, Apple….

amazon nombre y logotipo

Es mucho más importante que el nombre de tu empresa sea corto, fácil de pronunciar y sobre todo y más importante: sencillo a la hora de recordar. De hecho, ni siquiera tienes la obligación de que el nombre tenga sentido a simple vista, aunque posteriormente se explique el por qué del nombre.

Por ejemplo, Amazon es sencillo de pronunciar, fácil de recordar y es corto. A simple vista, nadie interpreta a qué se dedica la empresa. Incluso viendo el logo de la empresa, no sabrías a priori qué vende esta empresa.

Hoy día sabemos que Jeff Bezos cambió el nombre de su empresa a Amazon refiriéndose al río Amazonas, el río más grande del mundo, y de paso, incluye desde la A a la Z, refiriéndose a que en Amazon abarcan todos los productos.

En el caso de Google, explícale a la gente común y corriente que Google viene de la palabra googol que básicamente es 10 elevado a 100, o lo que es igual, un 1 seguido de 100 ceros. ¿A quién narices le importa?

¿Cómo son percibidos los nombres de empresas americanas por los propios americanos?

Si bien hemos hablado de la complejidad en el nombre de Google, en el caso de Apple (Manzana) es la percepción de la simpleza en un nombre comercial. Es decir, un estadounidense dice «me he comprado un teléfono de manzana»

El nombre comercial de Facebook tampoco tiene mucho glamur en su idioma, pues básicamente es un «libro de caras.»

Así que no siempre debemos  buscar lo más innovador, pues a veces la mayor innovación se encuentra en recurrir a lo más simple.

Hacer combinaciones para diseñar el nombre de la empresa.

ANC, JPMorgan… Prueba a reducir palabras con tu nombre y apellidos y juntarlas a ver qué tal suenan. También las iniciales. En ocasiones puedes encontrar en este sentido un buen nombre comercial.

También puedes probar a hacer una lista de palabras que puedan describir bien tu negocio o industria y probar a reducirlas, mezclarlas, alterarlas hasta ver si alguna unión suena bien.

Pero como consejo añadido intenta que no quede muy forzada dicha unión.

Analiza el impacto visual del nombre de tu negocio.

No es lo mismo pensarlo o verlo en un papel en blanco, que ver tu nombre impreso en una tarjeta de visita. Intenta dentro de lo posible ponerte en el lugar de una persona que no te conoce de nada ni ha escuchado hablar de tu empresa. ¿Qué percepción tendrá cuando vea el nombre de tu empresa e incluso el logo?.

Analiza cómo se ve tu nombre en otros idiomas.

Básicamente, traduce tu nombre a otros idiomas para asegurarte que el nombre de tu negocio no signifique «mierda» en ruso e incluso que tenga otros significados en otros idiomas.

Errores a la hora de elegir el nombre para tu negocio.

 

Usar nombres comerciales largos y/o confusos.

Como bien decíamos anteriormente, debe ser cuanto más corto y fácil de pronunciar mucho mejor.

Usar diminutivos.

Uno de los motivos es el «estético». Sobre todo si usamos diminutivos del tipo «Azulejos Pepito». En ocasiones estos diminutivos vienen debido al apodo del emprendedor o el cariño que le tienen a su hijo pequeño. En cualquier caso, psicológicamente resta seriedad a tu empresa.

Usar tu nombre y apellido.

Aquí para comenzar hay un motivo más pragmático que otra cosa y es que si la empresa mañana se declara en quiebra, tu nombre siempre se asociará con la quiebra de la empresa. Digamos que si debes partir desde cero, tu nombre ya está implicado cada vez que se haga una búsqueda en internet. No obstante, ten en cuenta el resto de puntos que hemos tratado.

Incluir zona geográfica.

Es un error muy común y que pasa factura cuando se produce la inesperada expansión de la empresa. No incluyas dentro del nombre una referencia geográfica, como por ejemplo «Azulejos Granada» pues fuera de Granada no te ayudaría a competir con otras empresas locales o nacionales.

Usar nombres nombres similares a los de otra empresa.

En ocasiones esto se hace por falta de información y al principio no hay demasiado problema. Los problemas pueden llegar en cuanto comiences a levantar el vuelo, pues si tienes éxito, la cosa puede acabar en demanda y ya es un juez el que decide si puedes continuar o no con el nombre de tu empresa.

Ver: 13 pasos para comenzar un negocio como nunca te lo han explicado

A. Carlos González
Apasionado de las ventas, las finanzas, estratega empresarial, entusiasta del desarrollo personal y algunas cosas más

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.