EstrategiaRecursos humanos

5 habilidades valiosas para avanzar en este futuro que viene.

Estas habilidades son necesarias hoy día y lo será aún más para un futuro en constante cambio. Estas habilidades pagan por sí mismas.

habilidades

Hay algunas habilidades que son esenciales para prosperar en un entorno cambiante como el actual.

El mundo ha cambiado. Y seguirá cambiando. La tecnología avanza a un ritmo vertiginoso, y esto se combina con grandes dosis de incertidumbre. Todo este nuevo panorama hace que la lógica profesional que se usaba en el pasado hoy llegue a ser incluso contraproducente para el futuro.

Como dice Vikram Mansharamani , profesor de la Universidad de Harvard, «el mundo ha cambiado, pero nuestra filosofía en torno al desarrollo de habilidades no ha cambiado».

Hace relativamente poco, se le recomendaba a las personas especializarse en algo. Si querías tener éxito, la especialización era obligatoria. Para ponerlo en contexto, no bastaba con estudiar medicina o ser médico. Había que especializarse aún más, quizá en cardiología. Pero entonces no bastaba con ser cardiólogo si querías ganar más dinero dentro de tu rama. Puede que tuvieras que especializarte como cirujano cardíaco. El lema más repetido era que la especialización paga más.

Habilidades únicas, experiencia y especialización era la forma de prosperar en tu carrera profesional y ganar más dinero que el resto. Pero para el futuro que viene, el éxito es para los generalistas.

5 Habilidades que debes desarrollar para prosperar en este futuro.

 

1. Pensamiento generalista.

«Para un hombre con un martillo, todo parecen clavos». Pero, ¿Y si ese mismo hombre tuviera no solo un martillo?¿Y si tuviera también un destornillador y una llave inglesa? Comenzaría a abordar cada problema con la herramienta adecuada, y no solo con el martillo para todo.

Con esto no estamos diciendo que la especialización y experiencia en un campo concreto no sea útil. Llevar solo un martillo no es un problema. Es solo que el mundo gira a un ritmo tan rápido que aquellos que tienen más herramientas en su poder navegarán mucho mejor en este mar lleno de incertidumbres. Para tener éxito en el mundo actual es de vital importancia ser ágil y flexible.

¿Pero qué significa ser generalista?

De forma resumida, el hecho de que seas una persona especializada en finanzas, no significa que te vaya a hacer mal leer un libro sobre marketing. Debido a que una persona con pensamiento generalista tiene un conjunto de herramientas más amplio para aprovechar, pueden ajustar su visión de forma dinámica a medida que evoluciona una situación.

Aquí podríamos poner como ejemplo a Jeff Bezos. Él no fue una persona especializada en ventas minoristas que se enfrentó a sus competidores y ganó. De hecho, venía del mundo de las finanzas y era relativamente nuevo en el comercio electrónico. Simplemente supo adaptarse de forma rápida para aprovechar una oportunidad millonaria.

Para empresas como Google, el pensamiento generalista es indispensable. De hecho, es una característica que observan a la hora de contratar. Es por eso que no es de extrañar que los trabajadores de Google salten de un equipo a otro y de un rol profesional a otro. En palabras de la propia Lisa Stern, una de las principales reclutadoras de Google, «En Google valoramos a los solucionadores de problemas que tienen una capacidad cognitiva general por encima del conocimiento relacionado con el rol para que son contratados».

«Piensa en lo rápido que evoluciona Google. Si solo contratas a alguien para un trabajo específico, pero luego la empresa necesita un cambio, debemos estar seguros de que la persona encontrará otra cosa que hacer en Google«.

Y es que en la actualidad, la única certeza que existe sobre el futuro, es que el futuro será incierto, por lo que adquirir esta filosofía o forma de pensar, que no es del todo una habilidad, es fundamental para tu futuro profesional.

2. Pensamiento futurista.

El pensamiento futurista es la capacidad de predecir eventos y tendencias, y cómo podrían estas afectar a tu industria y desarrollo profesional.

Adquirir esta habilidad o forma de pensar, no requiere un doctorado, pero sí requiere mantenerse al tanto de los potenciales cambios y pensar fuera de la caja.

Requiere saber analizar señales de cambio e identificar cambios históricos en el pasado para predecir nuevos cambios en el futuro. Una persona que tiene esta habilidad es un plus para cualquier empresa que quiera sobrevivir a estos tiempos inciertos donde todo cambia a una velocidad vertiginosa.

3. Inteligencia emocional.

Con la aparición de la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, la capacidad de reconocer, comprender y gestionar no solo sus propias emociones, sino también las de los demás, se ha convertido en una de las principales habilidades que buscan los empleadores a la hora de contratar a una persona.

Las fuertes habilidades de inteligencia emocional nos permiten comprender e interactuar con nuestros sentimientos de una manera que nos ayuda a construir relaciones de calidad y tomar decisiones de manera efectiva.

La inteligencia emocional no solo es importante para el mundo de la empresa. También lo es a nivel personal, y por desgracia es el tipo de inteligencia menos desarrollada que existe en la actualidad. La gestión de emociones es el talón de Aquiles para muchas personas.

4. La comunicación interpersonal – Esta habilidad sí paga muy bien.

No es lo que dices, sino cómo lo dices y lo que transmites. Hoy día, gran parte del mensaje que lanzamos se da vía videoconferencia, e incluso por escrito a través de redes sociales. Saber expresarte y hablar con claridad es clave para mantener las relaciones interpersonales, resolver problemas con éxito y gestionar conversaciones.

Saber comunicarte correctamente también es una habilidad esencial que debe tener un buen líder. Esta habilidad también requiere una alta capacidad de escucha activa.

5. Flexibilidad cognitiva.

Unido al primer punto junto al pensamiento generalista, aquellas personas con habilidades de flexibilidad cognitiva serán capaces de adaptarse mucho mejor a los cambios y gestionar de forma estoica la incertidumbre. Creatividad y adaptabilidad son dos habilidades muy valiosas hoy día para cualquier empresa.

Sin duda, las personas con estas habilidades pueden adaptarse a los entornos cambiantes y asimilar múltiples conceptos de forma simultánea.

Ver también: 11 Habilidades que debes adquirir cuanto antes para mejorar tu vida.
A. Carlos González
Apasionado de las ventas, las finanzas, estratega empresarial, entusiasta del desarrollo personal y algunas cosas más

2 comentarios

  • Añadiría una sexta: gestión de proyectos y personas.

    Por otro lado, sale un anuncio que se come más de la mitad de la pantalla, (IPhone), y es imposible de quitar.

    Como siempre, buen artículo. Un saludo.

    • Hola, María, gracias por comentarme lo del anuncio. Precisamente dejamos que sea el propio Google el que coloque la publicidad para que sea poco invasiva, pero parece ser que los anuncios automáticos de Google van a su ritmo. Un abrazo, María.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.