miércoles, octubre 28, 2020
educacion financierainversiones

2 Brilllantes estrategias para invertir en bolsa durante una crisis.

Con experiencia o sin experiencia a la hora de invertir en bolsa, con crisis o sin crisis, si tenemos muy claro el horizonte de inversión de largo plazo, las probabilidades se multiplican a nuestro favor. Y si además definimos correctamente una estrategia ya probada, mejor que mejor. En este caso, no hablamos de una estrategia, sino de dos estrategias adaptadas para ganar dinero invirtiendo en bolsa durante una crisis. Además, el riesgo es prácticamente nulo siendo una ecuación riesgo-rentabilidad más que atractiva.

Tienes 2 opciones para ver de qué tratan estas dos estrategias de inversión en bolsa. Por un lado hice un vídeo hablando sobre ellas y explicando detalladamente por qué elegir estas dos estrategias de inversión y no otras. Si por el contrario no te gusta verlo en vídeo, lo explico a continuación.

Vídeo: 2 Estrategias para invertir en bolsa durante esta crisis de 2020.

Métodos para invertir en bolsa durante la crisis con poco riesgo y alta probabilidad de ganancia.

A continuación, explicamos ambas estrategias de inversión. Si bien ambas formas de invertir se pueden aplicar a acciones individuales, lo cierto es que están diseñadas para aplicarlas en un índice. Es decir,  comprar o invertir en un índice. Si tienes alguna duda sobre cómo invertir en un índice bursátil, lo explicamos en ese enlace.

Estrategia de inversión en bolsa 30 – 40 – 30

Cuando el mercado ya ha sufrido un fuerte castigo, surge la duda sobre si la bolsa habrá tocado fondo o, por el contrario, si podría caer mucho más. No somos adivinos, por lo que no podemos saber lo que va a hacer el mercado o los acontecimientos que nos tiene preparados.

Es por eso que esta estrategia es útil para cuando el mercado ha caído ya un 25 o un 30 por ciento sin que la situación económica que ha propiciado la caída haya mejorado. Es decir, sigue habiendo un riesgo real de que la bolsa vuelva a bajar.

Esta estrategia consiste en invertir en ese momento el 30% de nuestro dinero destinado a la inversión. El 40% lo invertiremos tras una caída de otro 10 ó 15 por ciento. El 30% restante de nuestro dinero únicamente lo invertiremos cuando el mercado ya haya mostrado una clara señal de cambio de tendencia.

En resumen:

  • 30% ahora.
  • 40% tras una caída de otro 10 – 15%.
  • 30% tras señal de cambio de tendencia.

El riesgo de esta estrategia, como digo en el vídeo, es que el mercado no caiga más y que lleguemos tarde a la señal de cambio de tendencia, habiendo invertido únicamente un 30 por ciento del dinero destinado a la inversión.

Es por eso que para aquellos que no se sientan capaces de identificar los momentos de la etapa de la crisis o las señales que indican un cambio de tendencia, tendríamos la segunda estrategia de inversión apta para cualquier inversor, incluso para inversores sin experiencia (inversores novatos)

Estrategia de inversión DCA – con variables.

Existe una estrategia de inversión llamada DCA (Dollar-Cost Averaging), o lo que yo siempre he denominado como el “promedio eterno”.  Si bien ambas estrategias de inversión se pueden aplicar tanto a índices como acciones, lo cierto es que para inversores novatos o personas que no tienen demasiada experiencia en la inversión les aconsejaría aplicarlas directamente al índice, pues en una crisis, todo se queda muy barato, pero también es cierto que si históricamente los índices han continuado subiendo, no todas las empresas han salido de la crisis.

Todo inversor que realizara esta estrategia de inversión sobre el S & P 500, comenzando a invertir en el pico máximo de 2007 (1557 puntos) y comiéndose la caída que llevó al índice hasta su mínimo de 2009 (680 puntos), en estos momentos debe estar podrido de dinero, ya que los índices tienden a recuperarse, y en el caso del S & P 500, desde marzo de 2009 hasta el año 2014, se revalorizó un 177%. Hasta 2019 lo hizo mucho más.

Eso sí, el Nasdaq lo hizo mucho mejor tras la crisis de las puntocom en 1999.

Explicamos la estrategia así como las variables que le vamos a dar a este rentable y sencillo método de inversión.

¿En qué consiste la estrategia DCA?

Una vez tienes claro que no te preocupa el largo plazo y te surge la preocupación de estar comprando en la parte alta del mercado, la estrategia DCA consiste básicamente en evitar hacer un “All-in” con tu dinero (invertir todo nuestro capital al mismo tiempo). Si bien es cierto que esperamos que el precio vuelva a subir por encima del actual al pasar la crisis, la pregunta es: ¿Por qué esperar y no comprar más abajo de forma que con los promedios podamos obtener una mayor rentabilidad?

El concepto es invertir una cantidad fija de dinero en un activo cada cierto período de tiempo. Si el precio del activo cae, compramos, si cae mucho más, compramos más (o mucho más). De esta forma, aún habiendo comenzado a invertir en el precio más alto del activo, nos aseguramos que también vamos a comprar en el precio más bajo de ese activo.

Partimos de la base de que los precios siempre vuelven a su sitio*, y por tanto, llegará un momento en el que estaremos comprando incluso 5 veces más acciones por el mismo dinero que cuando hicimos nuestra compra inicial.

La ventaja es muy clara, y es que si hubiéramos invertido todo nuestro capital de entrada, veríamos durante mucho tiempo devaluarse nuestro capital, y por tanto, durante esa caída estaríamos inmersos en el coste de la oportunidad.

Andy Kiersz, un matemático que trabaja para Business Insider, hizo este experimento basado en suposición, elaborando esta estrategia con el S & P 500 en el momento más crítico del mercado.

Si un inversor hubiera comenzado a desarrollar esta estrategia DCA en Octubre de 2007 (el máximo histórico del S & P hasta entonces), el peor momento para comprar acciones, poniendo 50€ en un fondo de índice cada mes, el inversor habría obtenido un 48% de rentabilidad. Un 7,6% de rentabilidad media anual, a pesar de haber estado comprando mientras el mercado se estaba “escalabrando”.

Si ese inversor, asustado por el pánico, hubiera decidido no invertir en el mercado y haber metido bajo el colchón 50€ cada mes, en la actualidad tendría 3.800€. Con la estrategia DCA desarrollada en el peor momento, el inversor tendría 5.631€. Es decir, habría ganado 1.831€ (48% de rentabilidad).

No obstante, se pueden introducir algunas variables para que la rentabilidad sea mayor, partiendo del mismo dinero inicial que se usó para el estudio.

Variables para ganar más dinero con la estrategia DCA.

Para aumentar la rentabilidad de forma potencial sin aumentar el riesgo, podemos introducir esta variable en el método DCA.

En lugar de invertir cada mes la misma cantidad de dinero, lo que vamos a hacer es poner un punto de partida, que es el momento en que invertimos nuestros primeros 50€. Decir que ni tienen por qué ser 50€ ni tiene por qué ser cada mes. algunos usan esta estrategia haciendo una inversión cada 15 días y otros semanalmente. Todo depende de la capacidad de tu bolsillo e ingresos.

Una vez hemos hecho nuestra primera inversión y la tomamos como punto de partida, ahora, para la próxima inversión lo haremos de esta forma:

  1. Si el precio cotiza por encima de la cotización de nuestra primera inversión, invertimos la misma cantidad de dinero (50€).
  2. Si el precio cotiza por debajo del precio de cotización de nuestra primera inversión, invertimos el doble (100€)

Y si en el momento que estás ejecutando esta estrategia se produce una corrección fuerte de otro 10 o 15 por ciento, en tus manos está triplicar la cantidad o invertir 1000€ directamente o la cantidad que sea, como si estuvieras ejecutando la estrategia número 1.

De esta forma siempre nos aseguramos que cuando el mercado haya vuelto a la normalidad, hayamos aprovechado al máximo las buenas opciones de compra que se traducirán a una excelente rentabilidad anual.

La ventaja de aplicar la estrategia DCA en acciones.

Arriba decía que es más seguro aplicar esta estrategia de inversión en índices porque limitamos el riesgo de desaparición de una empresa o de que esa empresa no salga fortalecida después de la crisis. Pero si te ves capaz, lo cierto es que puede ser mucho más rentable ejecutarla también en acciones. Sobre todo si las acciones en las que aplicamos esta fórmula para invertir pagan buenos dividendos.

Vamos a por las acciones. Hace tiempo explicamos cómo desarrollar una estrategia de inversión basándonos únicamente en los dividendos de las acciones, donde era factible conseguir un 10% – 12% de rentabilidad anual.

Algunos dicen que los dividendos son una estafa, pero ya expliqué por qué todos los argumentos que nos dan para decir que los dividendos son una estafa, son argumentos vacíos, sin sentido y en muchos casos completamente falsos y/o equivocados. Falacias a fin de cuentas.

Ver: Por qué los dividendos no son una estafa

Si desarrollamos la estrategia DCA en una acción sólida y con buenos dividendos, nuestra rentabilidad podría ser de 3 dígitos.

Si ir más lejos, si cada mes hubiéramos invertido una misma cantidad de dinero en Banco Santander desde su pico máximo antes de la crisis, a pesar de que aún falta mucho para que el precio de Santander supere su máximo pre-crisis (De hecho, la tendencia de Santander sigue siendo bajista y ahora está sufriendo la crisis del coronavirus como el resto del sector), en estos momentos nuestra rentabilidad seguiría siendo positiva, teniendo en cuenta que los promedios realizados en la parte de sus mínimos históricos + los dividendos generados en estos años ya nos habrían dado nuestra merecida recompensa.

Nota: Este estudio lo realicé antes de la crisis del coronavirus, por lo que tras esta nueva caída no sé exactamente cómo están los números de rentabilidad.

Una estrategia de inversión ideal para personas jóvenes

Esta estrategia es apta para jóvenes que quieran comenzar su propio plan de jubilación, e incluso para personas de 30 a 40 años con un considerable capital e ingresos estables. Digamos que es una forma de ganar dinero en la bolsa sin tener ni idea de bolsa, siempre evitando cometer los errores más comunes a la hora de invertir.

No obstante, ojo a la hora de elegir la empresa sobre la que vamos a realizar esta estrategia, ya que si la empresa no supera la crisis que está atravesando y que le está haciendo perder su valor, ponemos en riesgo el 100% de nuestro capital.

Para adquirir más conocimientos sobre la inversión en bolsa explicados siempre de una forma muy fácil, puedes recurrir a nuestro apartado donde reúno los vídeos y artículos más útiles para aprender sobre bolsa a modo de curso. Y además, gratis.

Ver: Curso para aprender a invertir en bolsa gratis