Please assign a menu to the primary menu location under menu

negocios

10 razones por las que los coches eléctricos son para tontos.

tesla model s 3

Existe un gran interés por colocarnos los vehículos eléctricos con supuestas ventajas tanto para el usuario como para el medio ambiente. Los coches eléctricos son el futuro, porque son mejores que los coches que funcionan con un motor de combustión. Pero, ¿Qué hay de cierto en estas afirmaciones?

Aquellos que a día de hoy están pensando en comprar un vehículo eléctrico, podrían verse arrepentidos por tomar esta decisión.

Claro que, evidentemente, los vehículos eléctricos son excelentes para esas personas cuyos únicos viajes los hacen cerca de casa, y si preguntamos a muchos usuarios de vehículos eléctricos te dirán que los vehículos eléctricos son muy superiores a los vehículos de combustión interna. ¿Lo son realmente?

Para eso debemos escuchar las opiniones sinceras de miles de usuarios que ya llevan tiempo usando los coches eléctricos. Y para ir abriendo el apetito, digamos que una de cada cinco personas que compraron un vehículo eléctrico en California finalmente acabó abandonando esta tecnología y pasándose nuevamente a a la combustión interna.

Una vez que dejamos a un lado las opiniones sesgadas, restamos la exageración en los beneficios del coche eléctrico y nos olvidamos de las ilusiones centrándonos en la realidad, a día de hoy, los vehículos eléctricos son inferiores a sus homólogos de motores de combustión interna, a menudo subestimados e injustamente difamados.

Razones para no comprar un coche eléctrico.

Vehíclo eléctrico

1. El alcance… o la falta del mismo.

Gracias a las mejoras tecnológicas, el vehículo eléctrico mediano puede recorrer unos 400 kilómetros (250 millas) con una carga completa. Para hacer pequeños recorridos o viajes de corta distancia es adecuado, pero si estás pensando de cara a tus vacaciones y una larga distancia en carretera comienzan las molestias.

2. El tiempo de carga.

Solo se necesitan un par de minutos para llenar el depósito de combustible de tu vehículo diésel o gasolina (siempre y cuando no hablemos que conduces un trailer) El tiempo de carga de los vehículos eléctricos demora mucho más. Según la estación de carga, con una recarga semi-rápida un coche eléctrico podría demorar hasta 2 horas en cargar el 80% de la batería.

En la actualidad, con las estaciones de carga de nivel 3 de alta velocidad ya se podría recargar en poco menos o poco más de 30 minutos el 80% de la batería, según el modelo de vehículo. Posiblemente, en poco tiempo veamos cómo llegan las cargas en 15 minutos.

El problema del que se quejan muchos usuarios de vehículos eléctricos con las recargas es que cuando encuentran una estación de carga de alta velocidad, suele estar ocupada, por lo que acaba demorando mucho más.

Así que si necesitas recargar tu vehículo eléctrico y eres el segundo o tercero de la fila, posiblemente demores 2 ó 3 horas para esa carga de “alta velocidad”

3. Las opciones son limitadas.

Si bien la industria de los vehículos con motor de combustión interna existe desde hace más de un siglo, las líneas de fabricación de vehículos eléctricos modernos son mucho más recientes. Por este motivo, tenemos muchos menos modelos a elegir. También en estos días estaremos pagando mucho más por algo que no está mejorado. Me explico, como en cualquier novedad, los precios suelen ser más altos.

Pongamos como ejemplo el DVD, la revolución que acabaría con el VHS. Los primeros DVDs eran una mierda, pero se vendían a precio de oro. Con el tiempo, un DVD con un precio de mierda era 100 veces mejor que los primeros DVDs y con muchas mejores funciones. Esto ocurre con prácticamente todas los aparatos modernos de tecnología, y el coche eléctrico no es una excepción.

4. El coche eléctrico no es muy eficiente en climas cálidos.

Como mostraban en la publicación de The Verge, el rendimiento de los vehículos eléctricos se degrada en días calurosos.

Con una alta temperatura exterior y el aire acondicionado encendido, la autonomía de un coche eléctrico puede disminuir un 17%. Insistimos en que esto no es ningún problema si vas de casa al trabajo en Julio, pero si vas de una provincia a otra que está a 600 kilómetros en pleno mes de Agosto, ese 17% posiblemente te cueste 2 paradas para cargar el vehículo. Hablamos de un vehículo eléctrico nuevo, pues como ya sabemos, las baterías van perdiendo autonomía conforme pasa el tiempo.

Añádele que podrías caer en el puesto número 2 de la fila de carga, y posiblemente conviertas un viaje de 6 horas en uno de 10 horas.

5. Tampoco son eficientes en climas fríos.

La ventaja de los vehículos con motor de combustión interna es que pueden calentar el interior con calor residual. El vehículo eléctrico solo depende de su batería, por lo que encender la calefacción también reduce su autonomía.

Durante una ola de frío, los propietarios de un Tesla Model 3 dijeron a la CNBC que vieron reducida la autonomía de la batería hasta en un 50%, lo cual es una locura.

Es decir, la batería del coche eléctrico en estos momentos no está pensada para olas de frío, y tampoco para olas de calor. Tesla, te esperamos por Andalucía 😁

6. Los costos de la electricidad aumentarán.

Esto es un hecho. El costo de la electricidad aumentará conforme aumente la demanda. A medida que aumente el número de vehículos eléctricos en carretera, también aumentará la demanda de electricidad y esto provocará un aumento de los costos operativos.

Y esto ocurre porque la infraestructura para soportar vehículos eléctricos no existe. Los operadores de la red eléctrica de California comenzaron a hacer un llamamiento a los usuarios para que aliviaran la presión de la red eléctrica cargando sus vehículos eléctricos durante las horas de menor actividad.

Lo curioso es que si esto ya es un problema cuando los vehículos eléctricos son solo una parte muy pequeña del total de automóviles que hay en la carretera, ¿Qué ocurrirá cuando se produzca un aumento de usuarios de coches eléctricos?

Podríamos dar muchas respuestas, pero por mucho que se mejorara la infraestructura, alguien deberá pagar eso, y todo esto acabaría con un aumento considerable de los precios de la electricidad. Pero bueno, todo sea por el medio ambiente. Oh!! Espera, que igual se nos ha vendido la moto con los beneficios del coche eléctrico para el medio ambiente.

¿Son los coches eléctricos más seguros para el medio ambiente?

 

7. No son amigables con el medio ambiente.

Se necesitan aproximadamente 3,75kW de potencia para secar una carga promedio de ropa. Ahora compara eso con los aproximadamente 50kW de energía necesarios para cargar completamente un Tesla Model 3 estándar. Sería el equivalente a secar más de 13 cargas de ropa, por no hablar de la carga significativa a la red eléctrica.

Los coches eléctricos llegan a tener baterías que pesan más de 500 y 600kg cargadas con metales pesados ​​tóxicos. El hecho de tener una batería grande y pesada, en ocasiones solo hace que destine gran parte de sus recursos a moverse a sí misma.

Y peor aún, esas baterías tienen una vida útil limitada, en algunos casos demasiado baja, aunque parece ser que se está trabajando en ampliar la vida útil de las baterías.

8. ¿Los coches eléctricos contaminan menos?

Cualquier energía para alimentar vehículos eléctricos  que no provenga de fuentes limpias, como energía solar, eólica o hidroeléctrica, genera mayores emisiones de CO2. A pesar de lo que la gente cree, cualquier electricidad generada con combustibles fósiles que se usan para cargar esos vehículos eléctricos ya ha liberado el CO2 (Contaminación en la planta de energía)

Según el famoso estudio realizado por Jonathan Lesser en 2018, se llegó a la conclusión de que la adopción generalizada de vehículos eléctricos en todo el país, probablemente aumentaría la contaminación del aire en comparación con los nuevos vehículos de motor de combustión interna.

9. El precio de los coches eléctricos.

Los vehículos eléctricos son caros y el mantenimiento también es más caro que un vehículo de combustión interna. Puedes llegar a pagar en torno a los 9.000€ más de media por los modelos totalmente eléctricos de sus equivalentes a gasolina.

En estos momentos, los vehículos eléctricos se vuelven aún más caros cuando te das cuenta de que sus baterías, en el mejor de los casos, se deben reemplazar aproximadamente cada 8 años. No obstante, no olvides el ejemplo que poníamos con el DVD en sus inicios.

10. Ayudas del Gobierno para el coche eléctrico.

Para fomentar el uso de los coches eléctricos, los Gobiernos de medio mundo han lanzado sus respectivas ayudas y subvenciones. Esto podría ser una ventaja a priori, pero la realidad es que los vehículos eléctricos requieren de subsidios gubernamentales para poder ser competitivos con los automóviles de motor de combustión interna.

Y nuevamente recordar, que cuando el Gobierno genera ayudas y subsidios, estos salen de los bolsillos del conjunto de ciudadanos, y que, de una u otra forma, buscan recuperar ese dinero en las formas en que un Gobierno puede recuperar el dinero.

Y hablando de coches….

Ventajas de comprar un coche de segunda mano Vs coche nuevo

 

Descargo de responsabilidad: No estoy ni a favor ni en contra de los coches eléctricos. En este artículo simplemente hemos tirado de algunas fuentes que nos arrojan estos datos y opinión, que en algunos casos contrasta con los supuestos beneficios del vehículo eléctrico. Haz siempre tu propia investigación y saca tus propias conclusiones.

Ver también: De Camarera a dirigir las partidas de poker más selectas y exclusivas del mundo. Sus consejos para crear una experiencia de cliente única.
A. Carlos González
Apasionado de las ventas, las finanzas, estratega empresarial, entusiasta del desarrollo personal y algunas cosas más

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.