educacion financieraemprendedores

Cómo hacerse rico: los consejos de Felix Dennis, uno de los empresarios más grandes del mundo que pasa la mitad de su libro aconsejándote que no persigas la riqueza.

Alguna vez habrás buscado los secretos sobre cómo hacerse rico. Esto no son secretos, pero Felix Dennis no te va a defraudar.

cómo hacerse rico: Felix Dennis

De todos los consejos, pasos o secretos sobre cómo hacerse rico, posiblemente los consejos de Felix Dennis sean de lo más sensato y lógico que vas a leer en mucho tiempo.

Sin embargo, a pesar del título del artículo, la verdad es que no hay secretos para hacerse rico. Solo hay modelos que te mueven en la dirección correcta.

En palabras del propio Felix Dennis:

Buscar el ‘secreto’ para hacerse rico no es un ejercicio sensato. Si existen tales secretos, entonces nunca los he descubierto. Pero, como a los humanos les encantan las listas y los «secretos», pues aquí los tienes. La esencia, por así decirlo, de lo que he aprendido en el camino.

Felix Dennis llegó a ser uno de los mayores empresarios y uno de los hombres más ricos Inglaterra, a pesar de que comenzó desde cero. Escribió varios libros sobre cómo hacerte rico, pero lo curioso de este hombre, es que en su libro «Cómo hacerse rico» (disponible únicamente en inglés), se pasa más de medio libro recomendándote que no persigas la riqueza porque  posiblemente no merezca la pena.

Pero si dices de ignorar este consejo y quieres hacerte rico, estos son los consejos que nos da. No tienen desperdicio.

1.  Analiza por qué quieres hacerte rico y entiende que el deseo es insuficiente, mientras que la compulsión es obligatoria.

Para hacerte rico, debes tener una compulsión por ello, pero lo más importante es que debes saber exactamente por qué lo quieres. Debes entender varias cosas.

La riqueza no te va a traer felicidad necesariamente. De hecho, la prueba de esto la tienes en las innumerables estrellas de la música y del cine que acaban perdiendo incluso la cabeza.

La riqueza tampoco te traerá más salud, aunque tendrás muchos más medios económicos para recurrir a tratamientos más costosos.

Tampoco te traerá relaciones amorosas de más calidad. A menudo ocurre todo lo contrario, y es que acabas conociendo a personas que no estarían contigo si no fuera por tu dinero. Dicho de otro modo, a menudo la riqueza hace que acabes con un zorrón.

Y desde luego, la riqueza no te traerá paz.

Una vez tienes claro todo esto, debes considerar si realmente deseas perseguir la riqueza, si realmente merece la pena, pues puede ocurrir que pienses ilusamente que tener más riqueza hará que tu vida mejore, cuando en muchos casos, perseguir la riqueza trae justamente lo contrario.

Es por eso que la ironía del libro de Felix Dennis se encuentra en que pasa la mitad de su libro intentando convencerte de que no lo intentes lanzándonos varias advertencias.

Palabras textuales de Felix Dennis:

Espero que este libro te haga considerar muy detenidamente si tus demonios internos realmente te impulsan a ser rico. Si no es así, mi sincero consejo para ti es que bajo ningún concepto hagas el intento.

¿Qué es la riqueza de todos modos en comparación con la salud y la paz mental que trae consigo incluso un mínimo de satisfacción? Una gran riqueza, rara vez en sí misma, si es que lo consigue alguna vez, genera realmente satisfacción.

La riqueza te da solo una única cosa: libertad. Si es libertad lo que quieres, volverte rico de forma independiente es la única forma de lograrlo.

Y estas palabras, sin duda, hay que tenerlas muy en cuenta.

2. Libérate de las influencias negativas. No te rindas y mantén el rumbo.

A la mayoría de tus amigos, aunque no lo creas, les molestará tu progreso. Ellos no quieren que te hagas rico. Y no te confundas. Ellos posiblemente quieren verte feliz, pero no más feliz que ellos. Quieren que progresos si ellos se pueden beneficiar de alguna manera, pero en ningún caso quieren que progreses más que ellos, porque tu éxito trae consigo el reflejo de lo que ellos no han podido conseguir.

Ver también:  Las máquinas vending más originales e innovadoras (2018)

Con la familia es diferente. Al menos con parte de la familia. Esos familiares que te quieren de verdad, posiblemente no quieran que persigas la riqueza porque vas a tener que asumir muchos riesgos, y realmente se preocuparán por ti. Desean que tengas mucho éxito, pero no quieren verte hundido, ya que en sus corazones, realmente piensan que no lo lograrás. Piensan en muchos casos que arriesgarás y perderás.

En ambos casos, no puedes dejarte influenciar ni por los familiares que quieren que tengas éxito pero al mismo tiempo quieren protegerte, ni por los amigos que quieren verte feliz pero  en su fuero interno desean que te estrelles. Tienes que seguir tu rumbo.

Hacerte rico es una empresa solitaria. la mayoría de las personas con las que te vas a encontrar no tienen ningún interés en ello. Es por eso que Internet ser ha convertido en una poderosa herramienta para conectarte con aquellas personas que desean seguir ese camino.

Usa esas personas, usa esas historias de gente que está recorriendo el mismo viaje que tú, porque eso te ayudará a mantener tu confianza en que haciendo las cosas bien, todo es posible. Y de paso, te ayudará a recordar por qué estás emprendiendo este viaje.

Y recuerda siempre que el éxito no es lineal. Existen muchos baches y altibajos en el camino. De hecho, tendrás que vislumbrar la oscuridad antes de que veas el amanecer. Muy poca gente es capaz de soportar esa oscuridad, pero si estás dispuesto a ello, si estás dispuesto incluso a soportar la oscuridad siendo consciente que existen posibilidades de que no veas el amanecer, pues tendrás más posibilidades de lograr tu propósito.

Dicho de otra manera más sencilla de entender y menos poética. Si asumes que existen altas posibilidades de que puedes fracasar, y que podrías vivir con ese fracaso sin que esto te derrumbe, este viaje es para ti.

Mantente en el juego, mantén tu rumbo y huye de las influencias negativas.

Ver también: Esto son 12 cosas que saben los millonarios y que tú deberías aprender.

 

3. Para hacerte rico no pierdas el enfoque en la bola marcada que dice «El dinero está aquí».

Esto es sencillo de comprender. Si quieres llenar un cubo de agua, es más fácil que llenes el cubo de agua en un río que en un charco. Si quieres hacerte rico ve a buscar el agua donde con más facilidad puedas llenar el cubo.

Es mucho más fácil hacerte rico en una industria en crecimiento llena de dinero nuevo que enriquecerse en una industria saturada o una industria cuyos negocio se está reduciendo o que incluso está a punto de desaparecer.

De esto los que más saben son los vendehumos. Ellos se preguntan: ¿Por qué está pagando la gente ahora mismo?¿Cuál es el interés de la gente? Y es por eso que ves a muchos vendehumos que hace unos años hablaban de desarrollo personal, ventas o seducción, luego pasaron a la temática de la salud o las finanzas, y acabaron dando un salto al trading o las criptomonedas, siendo esta última industria la que más dinero nuevo está captando.

En breve, la mayoría de los vendehumos estarán vendiendo algo que tenga que ver con el metaverso.

Y aquí Felix Dennis define bastante bien las industrias ideales para enriquecerte:

Las nuevas industrias nos ofrecen 3 cosas:

  1. Gente dispuesta a arriesgar capital.
  2. El poder de una marea creciente
  3. La ignorancia de las masas.

Si te posicionas correctamente en una industria así, posiblemente te encontrarás ganando mucho dinero aunque solo sea por la suerte. Y ahí es donde debes estar.

Que conste que Felix no lo dice con la idea de que engañes a la gente, sino como una forma de aportar valor en una industria donde las personas van a requerir tus servicios o conocimientos.

Ver también:  Las 4 diferencias más notables entre cómo piensan los ricos y la clase media y pobre.

El problema es que hoy día, los emprendedores que entran a estas industrias lo hacen con la idea de sacar el máximo dinero posible mientras haya pastel para repartir, aunque sea a costa de inflar los precios de los cursos o servicios que venden.

Estos vendehumos saben que conforme crezca la oferta, los precios irán bajando para satisfacer a una demanda que ya tiene muchas más opciones donde elegir.

Es por eso que no solo se enriquece quien entra a una industria nueva, sino que aquel que entra primero se enriquece mucho más y con mayor facilidad, más que nada porque cuenta con el factor «ignorancia de las masas».

Básicamente nos dice que emprendas en ese lugar donde el dinero está gravitando en ese momento.

4. Ignora las grandes ideas y concéntrate en la gran ejecución de las ideas.

Lo cierto es que en última instancia, lo que haces es mucho menos importante que el cómo lo haces

La ejecución el deseo y  vence a la obsesión.

Aquí Felix Dennis nos pone como ejemplo tanto el caso de Henry Ford como el de Bill Gates:

Su capacidad para correr riesgos y posteriormente explotar el éxito inicial fue más importante que su inclinación hacia una industria en particular. Su ejecución de una estrategia triunfó sobre el deseo y la obsesión.

Las grandes ideas son como una moneda de diez centavos por docena. Pero cuando combinas una gran idea con una ejecución por encima del promedio, es cuando las cosas se ponen a tu favor.

5.  Si quieres hacerte rico debes aprender a compartir el pastel anual. Es decir, aprende a delegar y contratar.

El secreto de la riqueza es usar correctamente el apalancamiento. Es decir, el día tiene 24 horas, y en esto nadie tiene una ventaja donde pueda alargar las horas que tiene un día. La única forma de hacer más en esas 24 horas es usar el apalancamiento, que básicamente se trata de contar con más recursos, tanto de capital, mano de obra y medios en general.

En una era tecnológica, debes aprender a automatizar todo lo que se pueda automatizar, y si deseas hacerte rico, vas a tener que aprender a contratar los servicios de otras personas. Aquí Felix te da un buen consejo que ya lo sabrás, pero nunca está de más recordarlo. Si vas a contratar a alguien, asegúrate de que esa persona sea más inteligente que tú para hacer esa labor para la que lo has contratado.

El éxito de Apple no radica en los talentos de Steve Jobs. Recordemos que Steve Jobs no tenía ni idea de cómo funcionaban a nivel técnico los productos que vendía. El éxito de Steve Jobs radicó en colaborar y saber contratar a las personas correctas.

Aquí está Felix Dennis:

Si tienes problemas para delegar, hacerte rico no será una posibilidad para ti. Debes aprender a soltar y dejar que otros destaquen en lo que mejor saben hacer

Ver también: Motivos psicológicos por los que la gente inteligente hace el tonto con su dinero.

 

6. El verdadero secreto se encuentra en la propiedad. Aférrate a cada punto porcentual que puedas.

En este sentido, la equidad lo es todo. La única forma de hacerte rico mientras duermes es ser propietario de una parte del negocio o de un producto.

Hacerte rico mientras duermes se consigue de las siguientes maneras:

Puedes ser el dueño de un negocio.

Puedes poseer acciones de otro negocio que se inicia.

Puedes comprar acciones de una empresa que cotiza en bolsa.

Y puedes poseer «acciones» de un producto, bien sea una propiedad intelectual, una patente, libros, guiones u obras de arte. Esto ya lo vimos cuando hablamos de las formas de conseguir ingresos pasivos creando activos.

Aquí está Felix Dennis:

En la carrera para hacerte rico, nada importa salvo lo que posees . Si no tienes mucha habilidad, ni mucho ingenio, ni demasiado talento, y, sin embargo, te empeñas en poseer mucho más que otras personas en acciones de una empresa puntera, en una adquisición o en cualquier negocio próspero, entonces puedes volverte muy rico.

En cambio, si únicamente te conformas con lo que te dan, probablemente no te harás rico. Es difícil poseer riqueza trabajando para otra persona. Darme cuenta de esto me hizo reconsiderar toda mi carrera. Si no tienes nada, te ves obligado a cambiar tu tiempo por dinero por el resto de tu vida. Y eso es lo que debes tratar de evitar, siempre y cuando hayas decidido que la persecución de la riqueza es tu objetivo.

7. Vende antes de que lo necesites o cuando estés aburrido. Y vacía tu mente al negociar.

Posiblemente este sea uno de los mejores consejos que nos da Felix Dennis, y que por desgracias, muchas personas aprenden de la peor forma posible.

Ver también:  Cuál es el precio objetivo de un bitcoin o el valor real de las criptomonedas.

Nunca olvides cuál es tu objetivo: hacerte rico o generar riqueza. Entonces, si puedes hacer una gran venta en algo que has construido, simplemente hazlo. Y hazlo antes de que sea necesario que lo hagas. Me explico. Es mejor vender desde una posición de fuerza que esperar hasta que necesites el efectivo. Negociar desde una posición de debilidad siempre te va a pasar factura si tienes enfrente negociando a una persona que no tiene prisa por cerrar la negociación.

Esto lo vamos a entender mucho mejor con un ejemplo. Hoy día todo el mundo dice que qué tontos que fueron los creadores de Youtube por haber vendido la plataforma de vídeos a Google, pero es que lo cierto es que probablemente los creadores originales nunca hubieran tenido la capacidad de hacer de Youtube lo que hoy día es.

Aquí está Felix Dennis:

Intenta vender antes que tengas necesidad de hacerlo. Eres un emprendedor y tus empresas no son tus bebés. Son simplemente herramientas que te sirven para un propósito: construir riqueza. Trata de venderlas antes de que alcancen su punto máximo. Los compradores necesitan algo que se llama «Blue Sky», cuya traducción literal al español sería «Cielo Azul», y que viene a a los compradores les encanta comprar algo que han visto que tiene posibilidades de crecimiento.

De esta forma, los compradores se emocionan con la compra del negocio y llegan a ofrecer un mayor precio.

Volvemos al ejemplo de Youtube. La plataforma de vídeos justo antes de ser comprada por más de 1000 millones, en realidad no valía ni un céntimo, puesto que solo tenía pérdidas. Sus creadores no eran capaces de generar beneficios con ella, por lo que solo tenían gastos.

Dicho de otra forma, Google no compró Youtube por el negocio en sí, sino por el potencial de negocio que ellos podrían sacarle. Y por este motivo pagaron 1.650 millones de dólares. Aquello fue una fortuna para los creadores de la plataforma, pero fue una ganga para Google, ya que Google podría sacar mucho más que eso.

Otros ejemplos de la aplicación de este consejo los tendríamos en Mark Cuban y Elon Musk, los cuales se dedicaron a construir pequeñas empresas que vendieron por cantidades millonarias antes de crear sus empresas más grandes y rentables. Y así se construye riqueza en un entorno tecnológico que gira a tanta velocidad.

Se trata de construir algo, mostrar su potencial y quitártelo de encima, pasándole la pelota a otro que sepa cómo meter más goles, antes de que esa idea de negocio sea comida. Ejemplo más visible de esto lo tenemos en la famosa Tuenti y la inteligencia de su creador, el cual vendió la red social a Telefónica por 70 millones antes que fuera aplastada por Facebook.

Y el mejor consejo de Felix Dennis sobre el miedo en los negocios.

No tengas miedo a nada. En los negocios puedes tener éxito o puedes fracasar. Mala suerte amigo. Pero es que la vida es una perra y luego te mueres. Acostúmbrate a eso. No puedes desterrar el miedo, pero puedes enfrentarlo, pisotearlo, aplastarlo, enterrarlo y dejarlo ahí, pero hacerlo desaparecer nunca lo lograrás.

El miedo siempre estará presente en todo, pero no puede paralizarte, al igual que sabes que vas a morir algún día y no por ello dejas de vivir.

Y básicamente estos son los consejos de Felix Dennis sobre cómo hacerse rico.

Ver también: El secreto de los millonarios hechos a sí mismos
A. Carlos González
Autor de "Cenizas de Prosperidad", Apasionado de las ventas, las finanzas, estratega empresarial, entusiasta del desarrollo personal y algunas cosas más

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.