emprendedoresEstrategiaHacks de vidamotivación

Si quieres tener éxito, hay 10 cosas que debes tener muy claras.

Si quieres tener éxito hay unas cuantas cosas que debes saber.

El éxito no es lineal, ni es algo fácil. De hecho, cuando una persona busca tener éxito, en muchos casos no sabe exactamente lo que está buscando. Es algo variable y cada persona tiene su propia definición de éxito. Algunos lo asocian con tener más dinero, otros (posiblemente los más sabios) lo asocian con tener paz en su vida.

Pero no nos engañemos, para tener paz en tu vida, debes tener tranquilidad en todos los sentidos. y sí, es difícil tener paz si no tienes cierta libertad financiera. Es por eso que a menudo el éxito se asocia con tener mucho dinero. Y este enfoque no está muy alejado de la realidad.

Sea como fuere, el éxito no es otra cosa que el conjunto de hábitos y elecciones que adoptamos en la vida. Cuando tienes los hábitos correctos, el éxito, en muchos casos, se vuelve en inevitable. Acaba siendo una consecuencia de nuestros actos.

Cuando hablamos de los 25 hábitos que se encuentran en las personas de éxito, el cual es uno de nuestros artículos más leídos y reproducidos por otros medios, y del reciente estudio sobre los rasgos de la personalidad que se encuentran en las personas de éxito, explicábamos que toda persona de éxito tiene estos hábitos, mientras que aquellas personas que podríamos decir que no han tenido éxito (al menos no a nivel económico) resulta que no tienen ni estos hábitos ni estos rasgos de personalidad.

Es por eso que lo podemos convertir en norma. Pero hoy vamos más allá y nos centraremos en algunas cosas que debes entender cuando persigues el éxito más allá de los hábitos y decisiones.

Cuando persigues el éxito, debes tener muy claras estas 10 cosas.

En busca de la felicidad - cómo tener éxito

Cada punto de los que exponemos nos llevará al siguiente.

1. Si quieres tener éxito no puedes confiar en la suerte.

A menudo entramos en debates sobre la existencia de la suerte. A veces se nombra a la suerte como la aparición de oportunidades, aunque lo más común es hablar de la suerte como «estar en el lugar correcto en el momento adecuado». Y sí, la suerte existe, al igual que existe la mala suerte.

Ver también:  Formas extremas de recaudar dinero para tu negocio.

Ya lo dijo un viejo empresario: «El éxito es trabajar duro + un poco de suerte», pero si todo se lo dejas a la suerte, la vas a tener. Pero de la mala.

Lo cierto es que tras repasar muchas de las carreras de las personas más exitosas que tenemos en la actualidad, es cierto que estaban en el lugar y el momento correcto, pues ellos mismos crearon el momento perfecto y el lugar. De hecho, cualquier emprendedor innovador comenzó precisamente fuera de lugar y momento. Ellos hicieron posibles ambas cosas.

Del mismo modo, los verdaderamente afortunados, no son bendecidos con el don de la oportunidad. Ellos crean su propia oportunidad cuando ésta no aparece. Están trabajando constantemente en la búsqueda de decenas de oportunidades. Llaman a decenas de puertas, y probablemente sólo una de ellas se abre. Y esta parte nos llevaría al siguiente punto.

2. Para tener éxito vas a tener que fallar (que no es lo mismo que fracasar)

Aunque empleamos la palabra fracasar, lo cierto es que la forma correcta de referirse a ello, debería ser «fallar». Todo el mundo falla y la mayoría lo reconocen sin problema, pero pocas personas están dispuestas a reconocer que fracasan.

El fracaso o el fallar, visto de esta forma – llamar a 10 puertas y que sólo se abra una – no es tan malo, pues en este caso sí sería una parte del proceso del éxito.

Y aunque suene a frase hecha, lo cierto es que no te puedes considerar un fracasado hasta que dejes de intentarlo.

El éxito consiste en llamar a muchas puertas hasta que una de ellas se abra. Entonces el resto del mundo te admirará por cómo hiciste para que se abriera esa puerta, y la gente olvidará lo mal que lo pasaste mientras llamabas a las otras 9 puertas que no se abrieron.

Pero todo esto era parte de tu proceso para el éxito. Algunas personas lo llamarán suerte, pero solo tú sabrás el esfuerzo y el sudor que necesitaste.

«Para tener éxito, únicamente debes hacer bien un par de cosas, siempre y cuando no hayas hecho otras muchas cosas terriblemente mal» – Warren Buffett.



3. A veces, el éxito llega en forma de accidente.

Sí. El éxito a menudo llega por accidente. Por ejemplo, alguien está investigando un tratamiento para la angina de pecho, y por accidente acaba creando la Viagra, uno de los medicamentos más vendidos en todo el mundo.

Pero el éxito solo llega por accidente a aquel que está haciendo algo. Es decir, es imposible que descubra la Viagra alguien que, en principio no está trabajando para encontrar un tratamiento de nada, y está tirado en el sofá viendo la tele todo el día o fumando petas con los amigos en el parque.

Es por eso que un viejo dicho dice: «Que la suerte te pille trabajando, porque si no, pasará de largo».

Ver también:  Los 10 más ricos del mundo. Lista Forbes 2012.

Como caso de éxito por accidente, me gusta poner como ejemplo el caso de Marc and Angel, una pareja que encontró el éxito gracias a que despidieron a su mujer del trabajo y rechazaron a su marido para poder dedicarse a su sueño. Aparentemente tuvieron mala suerte con 2 fracasos seguidos. Cualquiera hubiera pensado que se les había cruzado un gato negro, pero no. Esos acontecimientos desencadenaron en el éxito, porque….

4…. hay que conectar los puntos.

Ya lo decía Steve Jobs: «La vida no se puede entender mirando hacia delante, pero en algún momento, mirando hacia atrás, los puntos se conectan y todo cobra sentido».

Las personas de éxito tienen la capacidad de ver el bosque completo, y no solo centrarse en los árboles que se han caído. Hoy estás donde tus decisiones te han traído.

¿Quieres tener éxito? Pues comienza desde donde estás, y no desde la desgracia por no estar donde te hubiera gustado estar.

Comienza hoy mismo, y no cuando tengas ganas o tiempo.

Y por último, usa lo que tienes, sin quejarte de todo lo que podrías tener, para así, poder llegar hacia donde quieres llegar. Y para ello necesitarás….

5. …. Metas claras y concisas dentro de un gran objetivo.

Ninguna persona llega a ningún sitio si no sabe hacia dónde quiere llegar. Ni la velocidad ayuda a las personas si éstas van en la dirección contraria. Hay que establecer pequeñas metas diarias. Cada día debemos poner nuestro ladrillo para construir poco a poco ese gran muro.

Objetivos grandes divididos en metas que deben ser realistas, medibles y alcanzables. Una vez tenemos el objetivo, todo éxito consiste en dar un primer paso.

No obstante, para alcanzar el éxito, como ya hemos explicado en más de una ocasión, es más importante crear rutinas y tener disciplina para cumplirlas. Es decir, hay que marcarse el objetivo grande, pero luego olvidarlo y centrarnos en esos pasos y esfuerzos que debemos hacer cada día.

Leer: Pasos sencillos para alcanzar tus metas

No importa que no veas el camino completo. Comienza a andar, y conforme camines, irás viendo el resto del camino – Alguien lo dijo

6. Pero haz un seguimiento.

Toda persona con metas en la vida, tanto metas profesionales como económicas, debe hacer un constante seguimiento de estas metas para no perderlas de vista.

Es decir, si tenemos metas anuales, cada trimestre mínimo deberíamos sentarnos para analizar si estamos en el buen camino. En caso de que lo estés consiguiendo, te motivará.

En caso de que no lo estés consiguiendo te motivará a esforzarte aún más en el próximo trimestre. De una forma o de otra, las personas de éxito…

Ver también: 6 motivos por los que no logramos nuestros propósitos en la vida

7…. Si quieres tener éxito, debes confiar en tus capacidades.

La mayoría de las personas de éxito alcanzaron el éxito porque confiaban en que lo lograrían. Del mismo modo que eran conscientes de sus fortalezas,  lo eran también de sus debilidades.

Ver también:  Los trucos de productividad de Richard Branson, Tony Robbins y otras 5 mentes brillantes.

Implantar un sistema de creencias adecuado en tu cerebro a través del reequilibrio de tus pensamientos puede hacer la diferencia.

Para ello te recomiendo que veas nuestro artículo: Truco mental: Cómo incluir una sola palabra en mis pensamientos cambió radicalmente mi vida.

8. Para tener éxito debes tener personas con las que contar.

Y es que ningún empresario o multimillonario es tan arrogante como para decir que logró el éxito trabajando solo.

A menudo, suelen atribuir sus logros a otras personas. De hecho, no hay ni una sola persona en el mundo que pueda dirigir una gran empresa ella sola. Y por lo tanto, el éxito también llega del tipo de personas que somos capaces de contratar. Y para que la historia tenga un final feliz, todos vamos a necesitar….

9…. perseverar y comprometerse. Esto no es negociable si quieres tener éxito.

El éxito no viene sin esfuerzo. De hecho, no es fácil. Requiere de mucha persistencia y compromiso por nuestra parte y por parte de las personas que trabajan junto a nosotros y para nosotros. Hay mucha gente que lucha por conseguir eso mismo que tú quieres conseguir.

Y la única forma de ser mejor que ellos, es realizar tu mejor esfuerzo y hacer un esfuerzo extra cada día que te ayude a mejorar eso que haces bien. El éxito viene de una entrega inquebrantable.

10. Recuerda esta visión sobre el camino del éxito.

Piensa en el camino del éxito como un camino que está lleno de obstáculos y trampas, y donde en ambos lados tienes a francotiradores esperando que te distraigas o caigas para hacer blanco.

Es un camino donde se permiten los errores y las caídas, pero donde no se permite derrumbarse ni dormirse. Es un camino en el que siempre hay que estar en movimiento. De lo contrario, acabarán con nosotros.

Es un camino que todo el mundo puede comenzar pero sólo unos pocos llegan a acabar, y donde, a menudo, los que llegan hasta el final del camino, tienen muchos hábitos y comportamientos similares. Del mismo modo, los que no terminan o caen en el camino también tienen muchas cosas en común.

Es por eso que nos será de ayuda el conocer cómo lo hicieron los que superaron este camino, así como lo que hicieron aquellos que no lo lograron.

Es un camino duro. No es fácil superarlo. Y no suele estar hecho para todo el mundo, y aquel que lo consigue, suele encontrar su recompensa. Pero aquel que verdaderamente recibe la mayor recompensa es esa persona que disfruta de este camino independientemente de si llega hasta el final o no.

A. Carlos González
Autor de "Cenizas de Prosperidad", Apasionado de las ventas, las finanzas, estratega empresarial, entusiasta del desarrollo personal y algunas cosas más

2 comentarios

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.