emprendedoresEstrategiamotivaciónnegocios

25 hábitos de las personas de éxito.

¿Qué hábitos necesitas para tener éxito? El éxito deja pistas, por lo que vamos a ver qué hábitos tienen las personas de éxito.

Richard Branson - habitos del exito

El éxito no es otra cosa que la construcción de pequeños hábitos que, sumados entre sí, hacen la diferencia. ¿Qué hábitos se han encontrado en las personas de más éxito?¿Qué hábitos de grandes empresarios y millonarios podemos copiar desde hoy mismo para replicar el éxito?

No obstante, siendo honestos, el éxito no son solo hábitos. Un reciente estudio de más de 30 años de duración también ha hablado de ciertos rasgos de la personalidad que influyen en el éxito y que han sido encontrados en  las personas más exitosas, en aquellos que ganan grandes sumas de dinero o que se han vuelto muy ricos.

En este enlace puedes ver los rasgos de personalidad de los millonarios hechos a sí mismos. en el estudio más sólido realizado hasta la fecha.

Numerosos pequeños hábitos que en su conjunto son muy poderosos y que provocan lo que se convierte en inevitable.

El éxito no es debido a un accidente o casualidad, pero probablemente tampoco sea debido a tomar una pócima de inspiración o aprendizaje que nos de unas cualidades sobrehumanas. 

Ya vimos 7 hábitos que se han encontrado en toda persona de éxito y que por tanto son regla universal. Ahora veamos cuáles son esos hábitos en los que debemos trabajar en su conjunto para lograr nuestras metas.

Índice del artículo.

Estos serían los hábitos del éxito.

habítos de las personas de éxito mamá con su hija

1. Organización: para tener éxito debemos convertirnos en personas organizadas.

Ser una persona organizada es sinónimo de éxito. De hecho, quien es organizado en su trabajo, lo es en su vida. Quien es organizado en su casa, lo es en la empresa. Las personas organizadas lo son en cualquier faceta de su vida, y por tanto, suelen ser mucho más eficientes que el resto. Puntos que suman para lograr el éxito.

Ser una persona organizada hace que podamos centrarnos en lo que realmente importa durante el tiempo necesario, y al mismo tiempo, resolver el desorden a todos los niveles. De esta forma, dejamos de perder tiempo en el caos para centrarnos en lo que importa para lograr el éxito.

2. Son resilientes: No hay éxito sin resiliencia.

resiliencia

En el camino del éxito, posiblemente te encuentres con algunos fracasos. Algunas personas se hunden tras ocurrir esto. Las personas de éxito, en cambio, extraen las lecciones del fracaso. Se lo toman como aprendizaje y vuelven a la carga. Eso es resiliencia.

Las personas verdaderamente exitosas son capaces de ser optimistas cuando todo se está desmoronando. La mayor parte de los éxitos en los negocios han nacido y crecido en épocas donde todo se venía abajo. (Leer: Resiliencia: las claves del éxito cuando las cosas se ponen muy feas). Dentro de la resiliencia encontraríamos el aprender a dominar nuestras emociones cuando se trata de pánico u optimismo extremo.

3. Persistencia: ¿Se puede tener éxito sin ser persistente? Lo dudo.

persistencia fitness

El éxito es proporcional a la tozudez y la habilidad  insistir y persistir. Aprenden a no rendirse ante las dificultades. Saben que otra persona puede tener éxito donde nosotros hemos tirado la toalla. Resistencia, insistencia y persistencia son hábitos que ayudan a las personas exitosas. Y en caso de que la insistencia no dé sus frutos las primeras veces, para eso tenemos la resiliencia.

4. Escuchan las necesidades de los demás.

Richard Branson - habitos del exito

Conocer las necesidades de la gente es conocer ciertos problemas que pudieran tener una solución. Y esa solución podría darnos una rentabilidad. En este sentido, el que es un gran ejemplo de escuchar al mercado, sin duda, sería Richard Branson, el cual ha creado más de 400 empresas en diferentes sectores, simplemente fijándose en industrias que tenían clientes descontentos. Industrias donde el cliente habla, y Branson cree que puede aportar la solución.

Ver también:  Emprendedores: Las energías alternativas son una oportunidad de negocio en tiempos de crisis.

Pero sin nos vamos a una liga inferior, como puede ser el hablar de tener éxito dentro del organigrama de una empresa, todo trata de las relaciones.

Ellos escuchan de verdad, y se encargan de que la otra persona sepa que le está escuchando de verdad, por lo que da lugar a relaciones mucho más honestas y abiertas con los demás. A fin de cuentas, el éxito viene del cultivo de relaciones.

5. Evitan la procrastinación. Para tener éxito, no puedes posponer las cosas.

procrastinacion - mujer viendo la television mientras come

Mucha gente dice que está pensando en hacer «algo», y que lo hará el mes que viene. La dilación es el ingrediente principal del fracaso, mientras que la decisión y la acción es el ingrediente de éxito. Ellos no dicen: «estoy pensando en hacer…». Ellos te dicen: «mira lo que he comenzado a hacer».

Y esto lo dejaba bien claro Will Smith en su biografía, el cual hablaba de cómo en Hollywood se toman decisiones de inmediato, a veces en cuestión de horas. De hecho, su papel para el príncipe de Bel Air fue ganado en un par de horas durante una fiesta con productores. Se pensó, se probó y se firmó el contrato en unas pocas horas.

Ver: Lecciones de la biografía de Will Smith

6. Las personas de éxito saben cuándo tienen que abandonar.

Las personas de éxito son persistentes pero no estúpidas. De hecho, el secreto del éxito es también saber abandonar.

Parte del camino del éxito consiste en tomar rápidamente un fracaso para comenzar en otra cosa. No mantienen relaciones con cadáveres ni se arraigan a su ego para no asumir un fracaso. Si algo no funciona, al carajo y a otra cosa.

Claro que posiblemente, para cualquier persona, lo más complicado sea decidir si seguir insistiendo o si ha llegado el momento de abandonar. Teniendo en cuenta que si quieres tener éxito debes ir con todo (y sin dudas), ante la duda, quizás haya llegado el momento de abandonar y pasar a otra cosa.

7. Las personas de éxito tienen sentido del humor.

mujeres riendo

Entre los hábitos del éxito se encuentra el tomarse las cosas con humor. El humor y la mentalidad positiva son importantes para todo. Si hablamos de seducción, el simple hecho de que una persona se ría, ya te da el 50% de la seducción. Verás que los conferencistas más populares y aclamados tienen en sus discursos dosis naturales de humor.

Lo cierto es que rara vez te aburrirás con una persona de este tipo. Y no sólo por todo lo positivo que tienen para enseñarte, sino por ese sentido del humor y por saber hacer que una velada con ellos sea amena y divertida. En España se comete el error de pensar que si en una empresa la gente se ríe, es que están perdiendo la seriedad en el trabajo. Es como si molestara que la gente se divierta.

Hay que comenzar a distinguir entre Ser serio en el trabajo y estar serio, pues el estar serio, a menudo se confunde con amargura, y la amargura no está entre los hábitos del éxito. Es más, tener cara de «culo» no es saludable ni para ti mismo.

Algo que encontrarás en las personas de éxito que aplican el hábito del humor es que en ocasiones son capaces de hacerte una crítica totalmente constructiva con algo de humor para que captes el mensaje pero no te sientas ofendido. Si esa misma crítica la haces con cara de culo, el resultado puede ser muy diferente.

El sentido del humor abre muchas puertas, mientras que un carácter poco afable las cierra.

8. Uno de los hábitos del éxito más importantes: No tienen miedo de asumir riesgos.

Asumir riesgos es complemente necesario para alcanzar el éxito en cualquier área. Y este hábito también se encontraba entre los rasgos de la personalidad de los millonarios hechos a sí mismos. Pero es que la vida es riesgo, y si bien es complicado convertir los riesgos en tu zona de confort, lo cierto es que para las personas de éxito es el hábitat natural.

Tienen miedo, pero actúan a pesar del miedo. Saben que podrían fracasar o que ese riesgo que han tomado podría salir mal, pero asumen esa posibilidad y siguen con la decisión. Y ojo, una cosa es asumir riesgos y otra hacer el loco. Hay una enorme diferencia.

Por poner un ejemplo: construir unas alas de madera con la idea de venderlas es asumir un riesgo en el desarrollo del producto. Probarlas saltando desde un acantilado sin ningún tipo de seguridad, es hacer el loco.

9. Pero hacen del riesgo algo controlado.

Les gustan los riesgos, pero no son kamikazes. Asumen un alto riesgo pero intentan estudiar al máximo las posibles consecuencias, imaginando siempre el peor escenario posible.

Por lo tanto, no les asusta tomar el riesgo porque ya han contado con lo que ocurriría en el peor escenario posible. Y están dispuestos a arriesgarse aunque el escenario sea el peor posible si las cosas no salen como quieren. Tienen miedos como todos, y saben que no pueden desprenderse de ese miedo, y no les queda otra que enfrentarse a él.

10. No hay verdadero éxito sin respeto ni educación: Son respetuosos y educados.

Como hemos dicho en más de una ocasión, puedes saber qué tipo de persona tienes en frente únicamente viendo cómo trata a sus inferiores o gente que supuestamente está por debajo de su nivel.

Ver también:  8 Lecciones de negocios que todo emprendedor debe recordar.

Las personas de éxito tienen esto como un hábito, a pesar de lo que se piense. Y esto ya lo explicamos en nuestro artículo: Así son los millonarios hechos a sí mismos.

Son elegantes en el trato, educados con todo el mundo y respetuosos con cualquier persona independientemente de su posición socio-cultural. De hecho, realmente nadie tiene motivo para ser descortés con otra persona a la que no conoce.

Ese comportamiento amable hace que reciban lo mismo, pues recibes lo que proyectas, y es por eso que son bien tratados por prácticamente todo el mundo. Difíciles de olvidar una vez que los conoces.

11. El hábito de los hábitos: La tenacidad. Las personas de éxito son tenaces.

Puedes ser insistente y persistente y no lograr nada. La tenacidad es una cualidad que han desarrollado las personas de éxito. Quizás por eso han logrado muchas cosas en la vida. Cuando hablábamos de la diferencia entre la persistencia y tenacidad, era el propio Seth Godin el que ponía un claro ejemplo:

«Las empresas que te llaman por teléfono todos los días cuando estás comiendo o durmiendo para intentar venderte algo, son persistentes e insistentes. Pero Zara es tenaz.»

12. Elogian: Entre los hábitos del éxito se encuentra el saber elogiar.

Reconocen en privado y en público un buen trabajo de otra persona, tanto si es su secretaria como si es un empleado que acaba de cerrar un acuerdo. No todas las personas conocen la importancia de reconocer el trabajo de una persona que está haciendo un buen trabajo. Ellos sí. Y por lo tanto, no sólo se ganan a esa persona que agradece enormemente los elogios, sino que esa persona seguirá esforzándose mucho más al saber que su trabajo es reconocido.

Y aquí podríamos poner como ejemplo a Warren Buffett, el cual aprovecha cada charla y cada entrevista para elogiar a alguien de su compañía, bien sea a su socio o un joven gestor de fondos. También lo ha hecho con su secretaria. La grandeza se demuestra con pequeños detalles de este estilo.

Ver: Los mejores momentos de la entrevista de Warren Buffett donde habla de Elon Musk, Jeff Bezos y la vejez.

13. Son capaces de cambiar el estado de ánimo de toda una empresa.

Y lo hacen de una forma muy sencilla. Simplemente pronunciando unas frases mágicas que cambian radicalmente el ambiente. Suelen ser motivadores y lograr con sus discursos que la gente de la empresa piense que tienen un propósito en aquello que hacen.

Aquí el premio lo tendría Steve Jobs (no en generar buen ambiente en sí, pues su carácter no incitaba a ello). Jobs lo tenía claro: «No estamos fabricando dispositivos electrónicos. Estamos cambiando el mundo».

En este artículo dábamos algunos consejos sobre cosas para decir cada día a las personas de la empresa que pueden marcar la diferencia si lo incorporas a tus hábitos.

Leer: 9 cosas sencillas y extraordinarias que decir cada día a las personas en la empresa.

Pocos dedican tiempo a algo tan sencillo como eso y que marca una notable diferencia.

Otros hábitos que debes incorporar para tener éxito.

 

14. Dicen sí a prácticamente todo cuando comienzan.

Probablemente hayan llegado a conseguir el éxito porque decían sí a cualquier reto, a cualquier oportunidad de negocio, a cualquier proyecto. Saben que el éxito en ocasiones consiste en 14 fracasos y una victoria. Únicamente debes tener éxito una sola vez, mientras que los fracasos se contabilizan como parte del camino.

Como reza el viejo dicho: Para tener éxito solo debes estar en lo cierto una vez. En los inicios, el «SÍ» debe estar entre tus hábitos.

15. Saben decir NO con contundencia y firmeza.

Del mismo modo, llegado el momento no dicen SÍ por cumplir con alguien si realmente no quieren hacer algo. Dicen no a una distracción y dicen NO a una mala proposición. Y no dejan lugar a negociación. Es NO y punto.

Resumido, la mayoría de las veces, una persona que está haciendo las cosas bien puede caer en las distracciones. Si estás trabajando por algo en lo que quieres tener éxito, posiblemente no puedas seguir el ritmo de vida de otras personas que únicamente piensan en borracheras y fiestas. Por desgracia, deberás aprender a decir NO a muchos planes de este tipo. Es lo que se llama sacrificar recompensas inmediatas por recompensas futuras.

16. Son creadores de suerte. Sí, la suerte también es un hábito.

Incluso para tener suerte debes estar en el camino correcto para que la suerte te encuentre. Este tipo de personas, gracias a su amabilidad, educación, ser extrovertidos y generar gratos momentos, por inercia amplían su red de contactos. Por inercia acaban cayendo en oportunidades.

La gente habla con ellos, la gente les recomienda, y por tanto, su buena reputación hace que tengan más posibilidades y oportunidades que otras personas.

Es decir, la suerte no les ha encontrado, sino que ellos la han fabricado cada día.

Existe una regla fundamental en este sentido: Cuanto más te esfuerces y cuanto más duro trabajes, notarás cómo irás teniendo más suerte.

17. El pensamiento positivo debe ser un hábito.

La mayoría de las personas piensan que eso del pensamiento positivo es una cosa espiritual o mágica, pero lo cierto es que el poder del pensamiento positivo, además de estar avalado por la lógica, lo está por la ciencia.

Ver también:  Vestidia: el Personal Shopper gratuito.

El estudio de Barbara Fredrickson acabó demostrando que las personas con pensamiento negativo acaban haciendo profecía auto-cumplida y terminan destruyéndose a sí mismos, mientras que las personas con un pensamiento positivo solían lograr aquello que se proponían.

A fin de cuentas, lograrás lo que crees que puedes lograr y tu valor será aquel que quieras otorgarte.

Es decir, si crees que vales mucho, ese es tu valor. Si crees que no vales nada, ese mismo es tu valor.

18. El hábito más proiductivo: la lectura. las personas de éxito son lectores voraces.

Se suele decir, que en términos de éxito, las personas que no leen no tienen absolutamente ninguna ventaja sobre las personas que no saben leer. Piénsalo detenidamente.

Sólo hay una forma de aprender, y es adquirir conocimientos e ideas de otras personas. Por eso suelen ser lectores voraces. Pero recurren a la lectura productiva, y no de entretenimiento.

Es decir, aumentarás tus posibilidades de éxito si lees las biografías de las personas de éxito o los mejores libros de negocios, que si lees novelas policiacas.

19. No pierden la cabeza.

Un gran error de muchas personas que rozaron el éxito y acabaron fracasando fue celebrar su éxito demasiado pronto.

El éxito se les subió a la cabeza y pensaron que ya era hora de demostrarle al mundo lo que habían conseguido. Olvidaron algo. El éxito no es llegar a una meta.

En ocasiones consiste en mantenerse en la cima, y a veces es más difícil mantenerse que llegar. Sobre todo, si pierdes la cabeza por el camino. Y ahí es donde se demuestra si tuviste éxito debido a la suerte o lo tuviste por méritos propios basados en la construcción de hábitos.

Recomendable: Donald Trump: es más fácil tener éxito que mantenerlo.

 

20. Las personas de éxito no pierden el tiempo.

Por muchos hábitos que tengas incorporados en tu vida, solo hay una cosa que nunca podrás hacer, y es alargar un día. Es decir, el día tiene 24 horas, y en esto nadie tiene una ventaja. Todos tenemos el mismo tiempo. La única diferencia está en cómo repartimos esas horas de tiempo.

Saben que su tiempo es muy valioso, por lo que intentan no desperdiciarlo en cosas que no les estén aportando nada, y mucho menos con personas que no se merecen esa dedicación de tiempo.

Siempre están ocupados al tener una agenda organizada. Ellos siempre saben lo que van a hacer a cada hora del día, pues ya lo planificaron en su agenda el día anterior o la semana anterior.

21. Se mantienen motivados.

La motivación es esencial. Cuando falla la motivación, es momento de detenerse para analizar qué está fallando.

Y no dudarán en cambiar o desechar aquello que están haciendo si sienten que les está drenando energía y vitalidad sin sentirse recompensados.

22. Se levantan temprano.

Esa es una de sus ventajas competitivas. Para ellos, el día comienza antes que para el resto, y ellos ya han sido productivos mientras que el resto aún se están despejando.(Leer: 5 razones para levantarte más temprano y cómo conseguirlo)

Pero en este punto queremos aclarar que incorporar el hábito de levantarte a las 5 de la mañana no tiene por qué significar nada. Depende de lo que hagas. De esto ya hablamos en un vídeo muy completo sobre los hábitos peligrosos del éxito. A veces hay que poner en duda muchos de esos hábitos que nos quieren vender sin tener ningún tipo de evidencia.

23. No hay excusas.

Todo el mundo tiende a excusar un error que ha cometido. Ellos lo asumen, pues el que no es capaz de admitir un error, no es capaz de aprender de ese error, y por tanto, es más probable que vuelva a fallar.

El tío de Rafa Nadal le dio esta lección: «Cuando pierdas ante un rival, no es debido a la arena, al viento o a la raqueta. El otro ha sido mejor y punto. La próxima vez esfuérzate más«.

24. Encuentran un propósito para su vida.

La mayoría de las personas fracasan únicamente porque era imposible que tuvieran éxito, ya que no sabían hacia dónde querían llegar. No puedes tener éxito si no sabes qué es lo que quieres lograr ni sabes por lo que deseas luchar. Toda persona de éxito, únicamente necesita un objetivo y comenzar a dar pasos hacia el objetivo. Encuentra el tuyo.

25. Piden consejos.

Por desgracia, he visto a gente muy cercana caer por el simple hecho de no haber pedido consejos a expertos en la materia que no dominaban.

Todos tenemos puntos débiles, y no debemos por qué intentar rellenarlos todos. Hay personas que han dedicado toda su vida a ser los mejores en algo. Y están ahí para ayudarte a que tú seas el mejor en lo tuyo.

En mi caso, se me dan bien muchas cosas, pero los temas fiscales y derecho no es uno de ellos, por lo que sería un idiota si no consulto los temas fiscales a un asesor fiscal.

Ver también: Cómo Ser rico: 8 consejos de Felix Dennis para convertirte en millonario.
A. Carlos González
Autor de "Cenizas de Prosperidad", Apasionado de las ventas, las finanzas, estratega empresarial, entusiasta del desarrollo personal y algunas cosas más