viernes, noviembre 27, 2020
educacion financierainversiones

Oro y plata: El seguro que olvidamos comprar y que es importante.

En la actualidad la mayoría de los gobiernos desprecian el oro y la plata. ¿Por qué? Podríamos resumirlo en que los países que respaldan sus divisas en oro estarían obligados a cierta responsabilidad y a vivir dentro de sus posibilidades.

Probablemente esa sea la razón por la que en 1971, Richard Nixon anuló el acuerdo de Bretton Woods, firmado en 1944, al final de la Segunda Guerra Mundial. Con la anulación de este acuerdo, se cerraba permanentemente la obligación de respaldar una divisa con las reservas de oro.

¿Por qué se dejaron de respaldar las divisas con oro?

Estados Unidos había estado viviendo más allá de sus posibilidades durante más de 10 años, imprimiendo demasiados billetes de la Reserva Federal para pagar ciertos esfuerzos que el país no podía permitirse, como la Guerra de Vietnam o la llamada “War on Poverty” (Guerra contra la pobreza).

Todo esto condujo a un dolar cada vez más devaluado.

Entonces, muchos de los Bancos Centrales del Mundo, liderados por Alemania Occidental, Francia y Suiza, vieron cómo sus dólares estadounidenses comenzaban a depreciarse, por lo que empezaron a canjearlos por el oro almacenado en Fort Knox. Canjearon tantos dólares por oro que para finales de 1970, Estados Unidos tenía solo la mitad de las reservas de oro que tenía en 1960.

Se dice que la salida de oro fue tan rápida que de haber continuado, las reservas de oro de Estados Unidos se habrían consumido por completo en unos años más.

Estados Unidos podría haber seguido usando el patrón oro y haber permanecido dentro del acuerdo de Bretton Woods, pero entonces deberían haber reducido su gasto y haber tomado decisiones financieras críticas que evidentemente no estaban dispuestos a tomar.

(Ver Vídeo: Todo lo que debes saber sobre los bancos centrales)

Tras abandonar el oro como respaldo del dolar.

invertir en oro como valor refugio

Desde que se cortó el lazo entre oro y dólar en 1971, los excesos han provocado que muchos estadounidenses consideren que se ha destruido la utilidad del dólar como una reserva de valor. Si nos ceñimos a los datos, hoy día se requieren unos 614 dólares para comprar la misma “cesta” de bienes y servicios que en 1971 únicamente requerirían 100 dólares por esa misma cesta de bienes y servicios. Claro que esta misma situación la podemos ver en otros países. Y sí, también  en la zona euro.

La mala noticia es que tanto ahorradores así como jubilados y personas con ingresos fijos, dependen de su moneda para mantener su valor. Si una moneda se deprecia demasiado rápido da lugar a niveles de vida más bajos.

Durante la última década, la FED habría imprimido más de 4 billones de dólares. Dinero nuevo que se crea de la nada, y eso no augura un buen escenario para el valor del dólar estadounidense y la confianza depositada a futuro.

¿Por qué el oro es un buen seguro de protección?

A diferencia del papel moneda, los metales preciosos no se pueden crear de la nada, y eso los convierte en instrumentos de protección de riqueza. Por eso algunas personas optan por mantener una parte de sus ahorros en oro y plata.

Hasta qué punto es seguro  invertir en oro y plata

El oro siempre ha sido un activo líquido. Y lo seguirá siendo en un futuro. Algunas personas argumentan que el oro y la plata no pagan intereses, no generan dividendos y no generan flujo de efectivo, pero esa probablemente sea su mayor fortaleza como seguro de protección de riqueza. Los metales preciosos no sirven a ningún maestro, por lo que no dependen de ninguna contrapartida para seguir siendo solventes. Es más, el oro y la plata son la garantía final, lo que los convierte en una póliza de seguro perfecta contra la devaluación de la moneda o una pérdida de confianza que acabara resultando en hiperinflación.

Pongamos un ejemplo:

Supongamos que dos personas naufragaron en 1960 en una isla desierta. Uno de ellos tiene 100 dólares en su cartera y el otro la misma cantidad, pero en monedas de plata. Suponiendo que se rescatan a estas dos personas en 2012, se encontraría que el  chico de los 100 dólares (toda una fortuna en 1960) habría perdido una parte importantísima de su poder adquisitivo, mientras que el chico con monedas de plata tendría más de 20 veces su poder adquisitivo con respecto al día que naufragó.

La riqueza no se mide por el dinero que tienes, sino por la cantidad de bienes y servicios que puedes comprar con ese dinero. La inflación, provocada sobretodo por la continua creación de nuevo dinero que se pone en circulación es lo que da lugar a que el poseedor de 1 dólar, dentro de 25 años, posea únicamente el 35% de su poder adquisitivo con ese dólar. Tanto el oro como la plata han sobrevivido a los perjuicios de la inflación.

Ver: ¿Cómo puedes comprar oro? Mejores opciones para hacerlo

Es cierto que los precios de los metales preciosos suben y bajan, aunque si rizamos el rizo, el poder adquisitivo del oro y la plata nunca cambia en términos reales, pues lo que está cambiando es el valor de la moneda.

De hecho, muchos países usan el oro para comprar petroleo. Para ello existe el ratio oro-petroleo, que indica la cantidad de barriles de petróleo que se pueden comprar con una onza de oro. La buena noticia es que tanto si seguimos el ratio oro-petroleo como el ratio plata-petroleo, podríamos decir que en 50 años has podido comprar prácticamente la misma cantidad de barriles de petroleo con esa onza de oro. Y aunque hay altibajos en este ratio, todo indica que dentro de 50 años, posiblemente compraras los mismos barriles de petroleo con el mismo oro.

Por otro lado, si solapamos la cotización del oro con la del indicador VIX (que mide el miedo en los mercados) podríamos observar que replica su comportamiento.

No obstante, hablamos de la importancia de tener oro a modo de seguro como protección de riqueza ante escenarios económicos de incertidumbre. Y como todo seguro, es muy posible que nunca necesites recurrir a él, en cuyo caso caso también puede convertirse en un seguro de riqueza que podrían heredar tus hijos.

Pero al menos tienes la tranquilidad de que en cualquier momento, puedes recurrir a él.

Y por último recuerdo que no debemos cometer el error de comprar artículos de coleccionista del tipo monedas de oro de edición limitada o monedas de plata de edición limitada, pues estarás pagando un precio más alto.

Ver: Dónde puedes invertir tu dinero – Te damos 14 opciones

5 comentarios

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.