educacion financiera

¿Cuáles son los mejores consejos financieros que podríamos darle a cualquier persona?

¿Cuáles son los mejores consejos financieros que podríamos darle a cualquier persona? Estos son los mejores consejos en finanzas que vasa recibir.

Educación financiera - A. Carlos González

¿Qué consejos universales podemos darle a las personas para que mejoren sus finanzas? Vamos a partir de varias premisas financieras aptas para cualquier perfil de entendimiento en el área financiera y que debes tener claro antes de pasar a los consejos financieros:

1.  Es imposible ahorrar y/o crear riqueza o tener unas personales saneadas si gastas más de lo que ganas. Y esto que parece tan obvio  es uno de los errores más comunes que cometen las personas en sus finanzas. Parece ser que la gente no comprende lo que significa realmente vivir por encima de tus posibilidades. Por si tienes alguna duda de si es tu caso, en este artículo dábamos algunas señales para saber si vives por encima de tus posibilidades.

2. No puedes ahorrar o invertir mucho si tu ingreso es muy bajo. Míralo de esta manera. El dinero es la materia prima con la que vas a fabricar tus «figuras financieras». Si tienes poca materia prima, no vas a poder fabricar demasiadas figuras. Por muy frugal que sea tu estilo de vida, de donde no hay hay mucho, no podremos sacar mucho. Es por eso que siempre decimos que es mejor concentrarse en ganar más dinero que en ahorrar más dinero, porque la cantidad de dinero que podemos ahorrar es limitada, pero la cantidad de dinero que podemos ganar puede llegar a ser ilimitada (No tergiverséis. Creo que se entiende lo que queremos decir)

De hecho, la salud de nuestras finanzas personales se mide de una forma fácil. Solo debemos medir cuánto dinero percibimos de forma pasiva por nuestros activos. Es decir, cuánto dinero ganamos sin necesidad de trabajarlo, bien sea por dividendos en acciones, por rentas o por cualquier negocio secundario.

Y una vez tenemos claras estas premisas financieras, ya podemos pasar a algunos consejos financieros vitales.

10 Consejos financieros que toda persona debe tener claros.

 

1.  Ahorra el primer día que cobres tu sueldo.

Es uno de los consejos más comunes y también el más subestimado. La mayoría de personas siguen ahorrando lo que les queda disponible a final de mes, y eso hace que el ahorro sea menor. De hecho, en muchos casos se acaba ahorrando nada.

Algunos escritores en materia de finanzas le han llamado a esto «pagarse a uno mismo primero». Tú llámalo como quieras, pero intenta tener un plan de ahorro de forma metódica.

Unas finanzas personales saneadas te deben poder permitir ahorrar mínimo el 20% de tu sueldo (aunque es aconsejable al menos un 30%). Esto quiere decir que si tienes un sueldo de 1000€, en cuanto cobres tu sueldo, automáticamente deberías destinar 200€ al ahorro. Del resto del dinero ya puedes comenzar a hacer frente a tus gastos fijos, necesidades y ocio.

Si crees que no tienes la voluntad necesaria para destinar el dinero al ahorro, puedes abrirte una cuenta de ahorro de inversión donde automáticamente el banco coja ese dinero como si se tratase del pago de una letra para que la destine a la cuenta de ahorro. Aunque hay otros vehículos de ahorro, estos productos se conocen como PIAS  o Planes Individuales de Ahorro Sistemático.

Ver Vídeo: Si estás pensando en contratar un plan de pensiones, te explicamos por qué no lo aconsejamos.

2. Ojo con los consejos financieros de personas que les interesa tu dinero.

Por defecto desconfía del consejo financiero de alguien que tiene un buen producto para que lo inviertas. El ejemplo más claro es el del director de tu banco. A menudo, cuando te recomiendan un producto de inversión o ahorro, no es el producto que más te conviene a ti, sino el producto que más le conviene al banco.

Si bien no siempre es así, en un porcentaje muy elevado de las veces han llevado a los clientes a la opción menos conveniente para sus propias finanzas. Por suerte hoy día dispones de diferentes opiniones en toda la red donde de una u otra forma podrás encontrar diferentes visiones con fundamento.

3. Es en las buenas épocas cuando debes vivir como si atravesaras una mala época.

Como suelen decir los grandes inversores, cuando todo el mundo está perdiendo la cabeza, es cuando debes mantener la tuya en su sitio.

Hay algo de lógica en esto. No podemos ahorrar cuando no estamos ganando dinero. En cambio, cuando todo marcha bien, cuando nos está entrando dinero a espuertas, es cuando la mayoría de la gente, cansada de haber estado viviendo como pobre toda la vida, deciden comenzar a darse todos los lujos que nunca se han podido dar.

Pues bien, es en la época de vacas gordas cuando debemos ser frugales, guardar y prepararse para cuando llegue la época de vacas flacas (que siempre llegan). Si no lo haces así, vivirás autoengañándote durante las vacas gordas, gastando como si fueras un genio de las finanzas y en las vacas flacas volverás a la realidad. Luego posiblemente te arrepentirás, pero el arrepentimiento no soluciona situaciones. La anticipación y previsión sí.

 Solo a los pobres les estorba el dinero.

Es curioso, pero las malas situaciones financieras de la mayoría de personas vienen porque el dinero les estorba, les molesta tenerlo en las manos, y el dinero, como ya decía el ficticio especulador Gordon Gekko, «es una mujer a la que si no tratas bien, se irá con otro»

La mayoría  de personas no distinguen entre deseos y necesidades, y casualmente, a pesar de la creencia popular, la clase media y pobre tienen más deseos que necesidades. Desean tanto el hecho de tener dinero para enseñarlo, que provocan el efecto contrario.

Según el estudio realizados por el Departamento de Trabajo y Estadística de Estados Unidos, la clase media y pobre gastan más dinero en ocio, ropa y entretenimiento que la clase rica.

De aquello que crees que necesitas, posiblemente necesites menos de la mitad.

La próxima vez que tengas un golpe de suerte o una buena racha, recuerda: ¿Cómo te vas a preparar para cuando vuelva la mala época?

4. Evita las deudas.

No vamos a ahondar demasiado en este punto porque ya está muy trillado, pero no podemos dejar de nombrarlo debido a que las deudas son el cáncer de las finanzas personales.

En primer lugar, piensa si tienes necesidad real de endeudarte. Si puedes evitarlo, evítalo. No te endeudes. Si no puedes evitarlo, intenta pagar la deuda lo antes posible. Si ya estás endeudado, comienza a hacer todo lo posible por adelantar los pagos de esas deudas con alto interés. Si no tienes la suficiente capacidad de ahorra para poder hacer eso, busca una segunda vía de ingresos.

Recuerda seguir un consejo muy básico a la hora de pedir un crédito para comprar algo.

1. Primero pregúntate: ¿Realmente lo necesito o es un capricho?

2.  Evita comprar a crédito productos cuya vida útil del producto sea inferior al tiempo que vas a estar pagando el crédito. Por ejemplo, pagar unas vacaciones de 15 días con un crédito que pagarás durante 12 meses.

3.  Si tienes necesidad de pedir un crédito para pagar algo, sencillamente estás comprando algo que no te puedes permitir. La pregunta sería si realmente es algo que necesitas.

Ver: ¿Qué consejo le daría a una persona pobre para salir de la pobreza?

 

5. No ignores la importancia de tener un presupuesto.

Por algún motivo, las personas siguen siendo reacias a tener un presupuesto. Pues bien, no podemos gestionar correctamente aquello que no podemos medir. Si lo puedes medir, lo puedes gestionar.

Tener un presupuesto, en primer lugar nos ayuda a ver en números reales hacia dónde se va nuestro dinero. Una vez lo vemos, podemos tomar la decisión de impedir que se vaya a ciertos lugares.

Recuerda incluir en tu presupuesto el destino «fondo de emergencia» y «ahorro de largo plazo». No mezclar ambos destinos si tus finanzas te lo permiten. Y si no te lo permiten, ten presente nuevamente la posibilidad de abrir otras vías de ingreso.

6. Asegúrate de no tener una vida vacía.

La mayoría de los problemas financieros y nuestros hábitos de consumo y gasto vienen porque en realidad, existe una vida que en cierto modo no la sentimos plena.

Si nos centramos en el dinero que la clase media y pobre gastan en ocio, vacaciones y viajes llegaríamos fácilmente a esta conclusión.

Por poner un ejemplo, hay personas que solo disfrutan de unas vacaciones si lo hacen viajando fuera de su país, aunque no se puedan permitir ese viaje. En finanzas existe el dicho: «La necesidad constante de viajar es la mejor forma de asegurarte tener el bolsillo vacío.» Y ojo, que viajar puede ser una experiencia grata que nos aporte algunos beneficios, pero es más grata cuando no perjudica de forma directa la salud de tus finanzas personales.

No recuerdo quién decía eso de que el interés constante y necesidad por viajar es debido a que muchas personas han construido una vida de la que tienen necesidad de escapar.

Ver: 7 Formas creativas de ahorrar dinero.

 

7. Evita gastar mucho dinero en coches.

Si bien un coche es una necesidad, debemos tener claro que el coche es la peor inversión que haremos en nuestra vida. Un coche es un activo altamente devaluable cuyo valor en el largo plazo tiende a cero. Por lo tanto, es dinero que de una u otra forma vas a tirar, así que cuanto más dinero gastes en el coche, más dinero tirarás.

Cada euro que pongas en el coche es un euro tirado en el largo plazo. Incluso si piensas que parte de ese dinero lo vas a recuperar porque tienes la opción de que mañana venderás tu coche, lo cierto es que no es exactamente así en términos absolutos, porque tras vender tu coche tendrás la necesidad de comprar otro.

En este vídeo hablé largo y tendido sobre este tema, y también mostré mi coche, que es mucho mejor que un coche de lujo.

Vídeo: ¿Comprar un coche nuevo o un coche de segunda mano?

 

8. Ahorrar no te conducirá a la riqueza.

Volviendo a la analogía del punto anterior, el ahorro es solamente apartar la materia prima para hacer figuras financieras, pero si esa materia prima la dejamos estancada sin hacer nada más, parte de ella se va echando a perder y no podremos usarla. Aquí estamos hablando de la inflación, que en el largo plazo te hace perder poder adquisitivo.

El motivo principal por el que debemos ahorrar es para destinar ese dinero a la inversión. Deberás elegir una inversión con la que te sientas cómodo en función de tu perfil de inversor. No obstante, partiendo de la base de que lo más efectivo de la inversión es invertir a largo plazo y sin correr demasiados riesgos, volvemos a recomendar los fondos indexados por delante de otros fondos de inversión.

Tanto si eres una persona joven como si no tienes mucha experiencia o dinero para invertir, aquí te dábamos unas sencillas estrategias para invertir a largo plazo y asegurarte una creación de riqueza en el largo plazo. no hay mucho más secreto.

Ver: Cómo invertir cuando eres joven y no tienes experiencia ni mucho dinero.

 

9. Aprende todo lo que puedas sobre finanzas.

Créeme si te digo que no es complicado adquirir los conocimientos básicos acerca de finanzas e incluso de inversión. Pero claro, es complicado si no has dedicado nada de tiempo o lectura en este tema.

Para los más principiantes o inexpertos recomiendo algunas lecturas que nombramos en nuestro artículo con algunos libros de educación financiera y finanzas personales de fácil lectura en la materia.

Hace algún tiempo leía la frase: «La pobreza es solo el resultado de la suma de horas mal utilizadas.» Y bueno, sí que es cierto que dedicar tiempo para aprender lo relacionado con la materia de finanzas puede ser una de las mejores inversiones que podemos hacer.

Ver: Todo lo que necesitas saber de Educación Financiera en 15 puntos.

10. Agradece los mercados bajistas y algunas crisis.

Si durante los tiempos de vacas gordas (tiempos de bonanza económica) hiciste las cosas bien, lo cierto es que una crisis te puede beneficiar. Los ricos han aprovechado estas situaciones durante mucho tiempo. Es cuando aprovechan para aumentar su patrimonio a través de inmuebles o dentro del mercado de valores.

Recuerda que el momento de entrar en bolsa lo es todo, y en una recesión, podemos tener un momento ideal de entrada. El problema es que para la mayoría, cuando todo está más barato, también los bolsillos están más vacíos y no pueden salir de compras. Es otra cosa a tener en cuenta la próxima vez que estés en una racha de entrada masiva de dinero.

Solía decir mi compañera Victoria que el mercado cada cierto tiempo le da la oportunidad a la gente a multiplicar su dinero por dos o por tres. A veces más. Simplemente hay que estar preparado para cuando el mercado nos de esa posibilidad.

Ver: 10 Formas en que los ricos piensan diferente al resto.

Y por último, acabo recomendándote que te suscribas a nuestro canal de Youtube donde hablamos de estos temas de educación financiera, desarrollo personal y mucho más. Es gratis.

Suscríbete haciendo click aquí

 

Ver: Los peores errores de dinero que las personas cometen en cada década de su vida.
A. Carlos González
Apasionado de las ventas, las finanzas, estratega empresarial, entusiasta del desarrollo personal y algunas cosas más

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.