Estrategia

Según Warren Buffett, no tendrás éxito si no tienes estas dos cosas, y la ausencia de una de ellas te convierte en un desgraciado en la vida.

Warren Buffett

Warren Buffett lo tiene claro. Necesitas tener una habilidad concreta para lograr éxito y riqueza, y, por otra parte, necesitas tener claro el concepto de éxito en la vida para que no seas un desgraciado con o sin dinero. Buffett es de esos multimillonarios que es capaz de regalarnos unas dosis de sabiduría que no se deben desperdiciar. Y no solo para las finanzas y la bolsa, pues evidentemente, en este sentido, posiblemente estemos hablando del mejor inversor de nuestra era. Su experiencia vital como hombre octogenario también debe ser tenida en cuenta.

Y es que el propio Buffett atribuye sus más de 80.000 millones de dólares de capital a una sola habilidad que hoy día recomienda a cualquier persona que la adquiera cuanto antes.

¿Cuál es la habilidad que recomienda Warren Buffett para lograr más éxito en la vida?

En una entrevista, el legendario inversor mostró los diplomas que tiene colgados en su oficina. No tiene el diploma de su titulación universitaria, ni sus másteres, ni siquiera tiene los cursos de finanzas que haya estudiado. En su pared únicamente cuelga un diploma, que fue el que le otorgó Dale Carnegie tras finalizar con éxito un curso para aprender a expresarse y comunicarse. Ese es el único diploma que cuelga en su pared porque reconoce que fue lo que le cambió la vida.

Ver también:  Este nuevo año, no hagas lo que amas; ama lo que hagas.

La habilidad que hará aumentar tu riqueza es aprender a escribir y hablar con claridad.

En palabras del propio Warren Buffett, la única manera de aumentar tu valor patrimonial en más de un 50% es perfeccionar tus habilidades de comunicación, tanto escritas como verbales.

«Si no sabes comunicarte correctamente, sería como guiñarle un ojo a una chica en la oscuridad. No ocurriría absolutamente nada. Puedes tener toda la capacidad intelectual del mundo, pero si no eres capaz de transmitirla, nada pasará. Y la transmisión es comunicación»

Si quieres tener éxito como emprendedor, también debes ser un buen narrador. Obviamente, de nada sirve ser un buen narrador si tu producto es una basura. Pero no basta con crear un gran producto o una gran empresa. También debes encontrar la forma en que la gente lo sepa. Y aquí las habilidades de comunicación se vuelven imprescindibles.

No es la primera vez que Warren Buffett ha confesado que sentía verdadero pánico a hablar en público. Y sabía que era algo que debía solucionar, pues los negocios tratan de personas, y hay que saber comunicarse eficientemente con personas. Debemos saber transmitir con eficacia.

De hecho, ¿conoces a alguien que «haiga tenido mucho ésito»? Pues eso.

Lo más importante: definir lo que es el éxito para no ser un desgraciado en la vida.

En su biografía «La bola de nieve: Warren Buffett y el negocio de la vida«, Alice Schroeder nos cuenta sobre una presentación en la universidad de Georgia, donde uno de los estudiantes le preguntó a Warren Buffett sobre su definición personal de éxito. Y aquí está Warren Buffett:

«Cuando te acercas al final de tu vida, la única medida de éxito debe ser la cantidad de personas que querías que te amaran y te aman de verdad. Conozco personas que tienen mucho dinero, reciben cenas testimoniales y tienen alas de hospital que llevan su nombre. Pero nadie en el mundo les ama. Si llegas a mi edad en la vida y nadie piensa bien de ti, ni importa cuánto dinero tengas. Tu vida es un desastre».

Olvidar la importancia de vivir bajo un código, unos principios y unos valores, entre ellos el amor que das y recibes, es lo que lleva a muchas personas a medir el éxito únicamente en logros, bienes y riqueza. Y como explicábamos en el libro «Cenizas de prosperidad«, dejar que sea todo eso lo que te define, es lo que puede hacer que seas un desgraciado en la vida, pues no puedes vivir siendo definido por todo lo externo. Si mides en función de lo externo, cuando lo externo desaparece, tu vida se va al garete.

Ver también:  La superación de esta barrera psicológica podría marcar la diferencia entre ganar lo suficiente y ser rico.

Piensa en esto. Si mañana perdieras todo lo que tienes (casa, coche, dinero, ropa…), ¿Qué tendrías?¿Qué te quedaría?¿A quién tendrías al lado? Pues bien, la respuesta a esas preguntas es tu única y verdadera riqueza. Si perdiéndolo todo, crees que no tendrías a nadie a tu lado, entonces eres increíblemente pobre, aunque acumules millones en tu cuenta bancaria.

Y es que medir el éxito en «amor» es una excelente medida, pues no puedes extender un cheque para comprar el sentimiento sincero de que alguien te ama, y para que alguien te ame de verdad, debes ser un tipo de persona en concreto. Aquí está de nuevo Warren Buffett:

«El problema del amor es que no está a la venta. La única forma de obtener amor es ser una persona amable. Cuanto más regalas amor, más recibes. Cuanto mejor persona eres, más amor recibes. Cuanto mejores son tus valores, más amor recibes.»

Desarrolla la empatía.

La empatía es un rasgo que abre muchas puertas, no solo en términos de amor. También en términos de riqueza. La empatía es ser capaz de ponerte en el lugar de la otra persona. Esto no solo te convierte en una persona más «adorable», sino que te ayuda a entender a la otra parte en una negociación, del mismo modo que te ayuda a entender a tus clientes a la hora de vender un producto.

En términos de influencia en las personas, la empatía es la clave para influir en los demás.

La empatía también nos ayuda a tratar a los demás como a nosotros nos gustaría ser tratados, una regla de oro para la vida.

Ver también:  Cómo hacer 1 millón de dólares ó 1000 formas de ganar 1000 dólares. Warren Buffett.

Y básicamente estas serían dos cosas a tener en cuenta cuando hablamos de tener una vida extraordinaria. Vuelvo a repetir mi definición personal de éxito y felicidad:

«Éxito es lograr lo que deseas. Felicidad es poder disfrutarlo».

Por mucho que logres, si no tienes personas que te amen de verdad con las que compartirlo, no has tenido éxito ni estás siendo feliz. Así que ojo con no fallar en esta simple ecuación de la vida.

Ver: Lecciones que nos deja la Bola de nieve: la biografía de Warren Buffett.
Ver también: Este es el mayor error que los padres cometen con sus hijos, según Warren Buffett.
A. Carlos González
Autor de Cenizas de Prosperidad, Apasionado de las ventas, las finanzas, estratega empresarial, entusiasta del desarrollo personal y algunas cosas más

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.